sábado, 29 de febrero de 2020

Medidas protectoras contra el virus covid-19

Medidas protectoras contra el virus covid-19
Medidas importantes para protegerse del coronavirus covid-19 y otras enfermedades virales
Por: Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña
Es muy importante considerar que una vez adquirida una enfermedad de origen viral, el único recurso con que se puede contar para combatir el virus es el propio sistema inmunológico. Por lo que además de las medidas y procedimientos ya ampliamente recomendados por los Institutos de Salud Publica de diversos países, lo más importante y efectivo, es hacer todo lo posible para fortalecer el sistema inmunológico; para lo cual se puede emprender un conjunto de acciones de alimentación, nutrición y de estilo de vida.

La primera línea de acción consiste en evitar comer alimentos industrializados, principalmente los que contienen azúcar, miel de maíz, harinas refinadas, aceites vegetales refinados y/o hidrogenados, y todo tipo de aditivos químicos. Es de primordial importancia evitar los alimentos genéticamente modificados producidos con agroquímicos. Estos alimentos contienen proteínas extrañas a la naturaleza y pesticidas sumamente tóxicos. Es especial el pesticida glifosato, afecta y deteriora gravemente el sistema inmunológico. Para evitar el deterioro y debilitamiento del sistema inmunológico lo recomendable es consumir exclusivamente alimentos naturales, sin industrializar y exentos de ingredientes refinados y aditivos químicos, libres de transgénicos y que sean de producción biológica (orgánicos).

La segunda línea de acción es asegurarse de consumir todos los micronutrientes, esenciales y no esenciales, por medio de los alimentos y de complementos nutritivos. En especial existen varios micronutrientes que tienen la capacidad de fortalecer el sistema inmunológico y asegurarnos que el organismo pueda resistir ante una afección viral del tipo que sea. Es importante recordar que no todas las personas infectadas por virus se mueren, sino que las que se mueren son las que tienen un sistema inmunológico débil y deteriorado, como ocurre con muchos ancianos, con los enfermos y con las personas desnutridas. Los obesos y los diabéticos son más propensos a agravarse y a morir con alguna enfermedad vital. La tasa de mortalidad de la mayoría de las enfermedades virales es cercana a un 7 %. Lo que quiere decir que solo 7 de cada 100 personas fallecen, y las que mueren son las que tienen un sistema inmunológico débil.

Al final recomendaré algunos micronutrientes que contribuyen a fortalecer el sistema inmune.

La tercera línea de acción es descansar bien y evitar el estrés de cualquier tipo. No hay nada, aparte de la malnutrición, que debilite más el sistema inmunológico que el estrés y el no descansar bien o desvelarse. Por lo tanto, dormir bien, descansar y buscar métodos para desestresarse es fundamental para ayudar a nuestro cuerpo a resistir las enfermedades infeccionas. Realizar sesiones de relajación y de meditación es muy útil para este propósito. Se ha documentado científicamente que las personas que oran y meditan, tienen un sistema defensivo más potente, que quienes no lo hacen.

Cabe mencionar que trabajar en exceso, realizar ejercicio extenuante, vivir sometido a presiones y angustia, a estresores familiares, sociales o laborales debilita y predispone fuertemente a padecer con mayor gravedad las enfermedades.

Se sabe que las los divorcios, las rupturas sentimentales, la muerte de un ser querido, la perdida de un trabajo o problemas legales predisponen a las enfermedades infeccionas por un debilitamiento del sistema inmunológico.

Recomendación de nutrientes protectores y fortalecedores del sistema inmunológico:

Vitamina C, natural de 1000 miligramos acompañada de bioflavonoides. Recomiendo tomar entre una a 3 cápsulas al día. Recomendación: C-1000 Complex (Vitamin Shoppe) (Vitamin C 1000 mg)        1 tableta al día. Existen miles de estudios científicos que prueban la eficacia de esta vitamina en la prevención de enfermedades, asi como en la disminución de su gravedad.

Vitamina A 10,000 a 25,000 U.I. por día. Recomendación: Vitamin A 25,000 U.I. (Marca Carlson) 1 al día. Esta vitamina es fundamentan para luchar contra las infecciones.

Coenzima Q-10 de entre 30 y 100 mg, para prevenir 1 al día, si ya se encuentra uno enfermo, o con síntomas de enfermedad 3 al día. Existen numerosos estudios que demuestran la capacidad de la Q-10 para fortalecer nuestro sistema defensivo.

Ácido Alfa Lipoico de 100 mg. Recomendación: Alpha Lipoic Acid 100 mg (Vitamin Shoppe) 1 al día. Este es un antioxidante que ayuda a reciclar todos los demás antioxidantes, siendo sumamente eficaz en las infecciones.

Echinacea en cápsulas de 400 mg. Recomendación: Echinacea 400 mg (Vitamin Shoppe) 1 antes de cada alimento. También se puede conseguir y tomar en tintura. Esta es una planta medicinal que se ha probado fortalece el sistema inmunológico de manera importante.

G-132 (Germanio orgánico) de 100 miligramos. Recomendación: Ge-132 100 mg (Marca Jarrow fórmula) 1 cápsula al día. El germanio orgánico incrementa las defensas y contribuye fuertemente a combatir todo tipo de infecciones.  

Ácidos grasos Omega 3. Recomendación: Ácidos grasos omega 3 (aceite de salmón) destilado, libre de mercurio. Triple Strength Fish Oil (GNC) 1 cápsula al día. Los ácidos grasos omega 3 ayudan de diversas maneras a mantenernos saludables y a prevenir y combatir enfermedades. Disminuye la inflamación, el dolor y fortalece el sistema inmune.

Cuando ya se está enfermo puede ayudar el tomar:
Gotas de extracto de huesos de toronja. Recomendación: NutriBiotic (GSE) Grapefruit Seed Extract) 10 gotas disueltas en agua. El extracto de toronja es antibiótico y viricida. Destruye virus y bacterias.

Propóleo en extracto, en tintura o en cápsulas. Recomendación: Propolis 1000 (Marca: Y.S. Organic Bee Farms) 1 a 2 cápsulas 2 veces al día. También se puede conseguir y tomar en tintura. El propóleo, es una resina que recolectan las abejas para desinfectar sus colmenas ya que es un antibiótico de amplio espectro, capaz de destruir virus, bacterias nocivas, asi como hongos y levaduras dañinas. (Obviamente sin ningún efecto secundario). Si se tiene tos, laringitis, faringitis, amigdalitis e irritación, se puede conseguir un extracto de propóleo en spray para rociar en la garganta.

Ajo en cápsulas. Existen varios productos de ajo en el mercado, pero yo recomendaría: Kyolic Fórmula 103 fórmula inmune. Que además de ajo desodorizado contiene extracto de hojas de olivo, extracto de orégano, extracto de raíz de astrágalos y además un complejo de hongos que fortalecen el sistema inmune. Desde luego sus ingredientes son orgánicos y no transgénicos.

Cuando se tienen complicaciones con molestias o problemas gastrointestinales puede ser muy útil tomar carbón activado y/o extracto de plata.

Carbón Activado Recomendación: Charcol Activated (Nature’s Way) 2 capsulas, 2 o tres veces por día

Extracto o tintura de plata coloidal. Recomendación: Silver Ultra Colloidal (Source Naturals) 2 cucharadas soperas por día, por no mas de 10 días. Se sabe y se ha comprobado que el extracto de plata es un potente bactericida.

Existen una gran variedad de alimentos que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico y a combatir infecciones, pero estos serán mencionados en otro escrito.

Advertencia: con estas recomendaciones no estoy intentando substituir al medico y los cuidados médicos. Cada persona deberá consultar a su médico de cabecera cuando se enferme.

domingo, 23 de febrero de 2020

Proteína de suero de leche, preguntas y respuestas

Proteína de suero de leche, preguntas y respuestas

Por: Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña, N.D.

En la actualidad, la mayoría de personas, consumen solo la mitad de las proteínas que se necesitan para mantener un buen estado de salud. Esta baja ingesta de proteínas contribuye al aumento de peso y grasa corporal, y a incrementar las concentraciones de colesterol y triglicéridos en la sangre, lo cual predispone fuertemente a contraer enfermedades crónicodegenerativas, principalmente cardiovasculares. Siendo esta una razón muy poderosa para conseguir alguna forma de aumentar nuestro consumo de proteínas de elevada calidad biológica.

La típica dieta americana moderna, contiene un exceso de hidratos de carbono junto a una inferior cantidad de proteína de buena calidad, en comparación a la que se acostumbraba a consumir en épocas anteriores. Por lo tanto, el consumo de proteína ha disminuido durante los últimos 100 años, sobre todo el de proteína de buena calidad. Este fenómeno, sin duda ha sido causa, junto con otros factores, del incremento en el padecimiento de obesidad, diabetes y otras enfermedades crónicodegenerativas. Por lo que aumentar el consumo de proteína de elevada calidad biológica como lo es la proteína de suero de leche, ayuda a prevenir y combatir la obesidad, la diabetes y las demás enfermedades relacionadas a un mal estado de nutrición.

Hecho estos comentarios importantes, pasamos a responder las inquietudes de nuestros lectores.

Nuestro artículo anterior titulado “Proteína de suero de leche”, despertó un gran interés en el tema. Así nos lo han dado a conocer nuestros amables lectores, a través de diferentes medios, quienes además nos han hecho llegar diversas preguntas, algunas de las cuales procuraremos responder ahora.

1.- ¿Estoy embarazada, puedo tomar proteína?
Consumir una cantidad apropiada de proteína de elevada calidad biológica en forma de complemento nutritivo, contribuye al desarrollo del bebe en estado de gestación. También ayuda a disminuir el incremento excesivo de peso y de grasa en la mujer embarazada, así como a prevenir y a combatir la diabetes gestacional, y la obesidad tanto en la madre, como en el hijo en etapas posteriores de la vida. La cantidad recomendable es la que se indica en la etiqueta del producto. Es importante informar al ginecólogo y/o al pediatra la intención de consumir proteína de suero de leche en polvo.

2.- ¿Mi hijo tiene 5 años a que edad puede empezar a darle proteína a un niño?
Si, un niño de 5 años puede consumir proteína de suero de leche en polvo, desde luego, junto a una dieta saludable, equilibrada y apropiada para su edad. Le ayudará a su crecimiento y desarrollo tanto físico como mental.

3.- ¿Tiene algún efecto secundario el tomar proteína?
En personas sanas y en la cantidad recomendada en la etiqueta del producto no existe ningún efecto secundario. Existen algunas personas, muy contadas que son alérgicas a la proteína de suero de leche; en este caso la única solución es evitar consumirla. Las personas con enfermedades renales y/o reumáticas deben tener cuidado y tratarlo con su médico o nutricionista. En casos de insuficiencia renal es muy probable que el médico le prohíba al paciente consumir proteína de suero de leche en polvo. En casos de otras enfermedades, normalmente no debería de haber efectos secundarios, sin embargo, siempre es conveniente comentarlo y tratarlo con su médico u otro profesional de la salud.

4.- ¿Por que nunca había oído de esto antes?
La proteína de suero de leche en polvo, ha sido utilizada desde hace muchos años como complemento nutritivo por deportistas, sobre todo por fisicoculturistas, y ocasionalmente por algunas personas obesas, para ayudar a bajar de peso. Sin embargo, no era un producto muy popular. Ha sido hasta hace pocos años, que su consumo se ha popularizado y se ha puesto de moda, sobre todo a raíz de la publicación de estudios clínicos que avalan sus resultados.

5.- ¿Tengo que pedirle permiso a mi doctor para iniciar el tomar proteína?
Por parte de personas sanas no es necesario, en caso de personas enfermas es conveniente informarle a su médico, y en caso de personas con alergia a la proteína de leche, o de personas con enfermedades reumáticas y renales es necesario tratarlo con el medico.

6.- ¿Mi papá tiene 76 hasta que edad puede tomar proteína?
Si es conveniente y útil para las personas de edad avanzada, ya que ayuda a conservar y/o a mejorar la masa y la fuerza muscular, la cual va disminuyendo en las personas mayores siendo además un marcador biológico del ritmo del envejecimiento.

7.- ¿Me ayuda para mis huesos el tomar proteína?
Consumir una suficiente cantidad de proteínas de elevada calidad biológica, es un requisito indispensable para mantener en buenas condiciones nuestros músculos así como nuestro tejido conectivo: endotelio vascular piel, articulaciones, tendones, cabello, uñas, y desde luego nuestros huesos. Las proteínas de elevada calidad biológica son necesarias para el mantenimiento de nuestro sistema óseo.

8.- ¿Tengo muchas alergias, puedo tomar proteína?
Como comenté antes, hay personas alérgicas a la proteína de la leche. Si una persona es alérgica a la proteína de la leche, debe evitar este tipo de complemento nutritivo. Si se tiene algún otro tipo diferente de alergia, si se puede consumir proteína de suero de leche en polvo, aunque sin embargo, es conveniente comentarlo con el médico o algún otro profesional de la salud.

9.- ¿Cuanta proteína puedo tomar al día?
Si uno no es deportista de alto rendimiento, la dosis apropiada es la que se recomienda en la etiqueta del producto. Por lo general, una medida (o servicio) al día. En el caso de hacer ejercicio, se puede aumentar a dos servicios al día. Si se es deportista de alto rendimiento o fisicoculturista, se puede tomar el doble, aunque es mejor, consultarlo con un especialista.

10.- ¿Es verdad que no puedo tomar la proteína en la noche?
No solo no es verdad, aunque algunos especialistas la recomiendan en la mañana, se ha encontrado un mejor resultado cuando se toma en la noche, sobre todo en personas que se encuentran a régimen para reducción de peso. Pero cada persona tiene un metabolismo diferente, puede ser que a algunas personas les siente mejor en la mañana, y a otras en la noche. Vale la pena probar los dos procedimientos, y observar como se siente uno mejor. De cualquier forma, no existe ningún inconveniente poderoso para que no se pueda tomar en la noche.

Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña, N.D.
Biogenesis Institute LLC.
Teléfono: (206)418-1100

sábado, 22 de febrero de 2020

Proteína de Suero de Leche


Proteína de Suero de Leche

La mejor herramienta biológica para el mantenimiento muscular y eliminar la grasa corporal

Por: Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña, N.D.
Director ejecutivo de Biogenesis Institute LLC.
Seattle Washington.

·      Forman músculo y queman grasa.
·      Ayudan a disminuir la grasa del vientre.
·      Aportan aminoácidos que ayudan a limpiar y detoxificar el cuerpo.
·      Ayudan a combatir el sobrepeso, la obesidad y diversas enfermedades.

Si se agrega proteína de suero de leche en polvo, por ejemplo, en un batido, se habrá formado la comida creadora de músculo y quemadora de grasa más poderosa de todas. La proteína de suero de leche, debido a su perfil de aminoácidos, es la de mayor calidad biológica y por lo tanto, la que mejor ayuda a la formación de músculo y a quemar grasa, como se explica a continuación. 

Las proteínas (y sus aminoácidos de los cuales están formadas) son la materia prima y plástica, fundamental con que se construyen todos los tejidos de nuestro cuerpo. Son como los bloques, o ladrillos con los cuales se construyen las partes principales de la estructura de nuestras células y por lo tanto de nuestros tejidos, órganos y sistemas biológicos.

Los aminoácidos y las proteínas que estos conforman, tienen propiedades estructurales de primera importancia. Forman el armazón del cuerpo (constituyen todo el tejido conjuntivo, o conectivo), incluidos los músculos, los huesos, las articulaciones, los tendones, la piel, el cabello, las arterias, las venas, las uñas y todos los órganos, así como las glándulas endocrinas y el sistema nervioso central.

Pero, asimismo, tanto los aminoácidos como las proteínas tienen propiedades funcionales muy importantes. Algunas proteínas y ciertos aminoácidos se utilizan para elaborar las enzimas, las cuales ayudan a digerir los alimentos y a metabolizar los nutrientes de ellos obtenidos y son de vital importancia para utilizar y controlar la energía. Forman hormonas y neurotransmisores que le indican al cuerpo como y cuando utilizar la energía obtenida de los nutrientes energéticos, así como cuando, como y donde almacenar la como grasa. Se utilizan también para formar los anticuerpos que nos protegen de los virus, bacterias y los hongos, patógenos causantes de enfermedades, así como de diversas sustancias tóxicas.

Por lo tanto, las proteínas son los bloques fundamentales necesarios para reparar a nuestras células, tejidos y órganos del desgaste diario, evitando su deterioro y su degradación, y también para lograr que el cuerpo funcione de manera eficiente y óptima todos los días. Para que nuestro nivel de energía y de vitalidad sea satisfactorio, tener una buena calidad de vida, y realizar con eficiencia actividades productivas.

Para desempeñar con eficiencia el trabajo físico, tanto como el mental, y desarrollar con éxito todas nuestras actividades ya sea el estudio, el trabajo productivo, el deporte, o cualquier otra actividad, es necesario suministrar a nuestro cuerpo diariamente, en cada una de las tres comidas principales, suficientes proteínas de elevada calidad biológica. Una persona bien nutrida con proteínas de alta calidad, tendrá éxito en el estudio, en el trabajo, en el deporte y mantendrá su cuerpo esbelto y saludable.

Cada una de todas las células de nuestro cuerpo son seres vivos que requieren diversas sustancias biológicas que obtenemos regularmente de los alimentos naturales. Son varios miles de sustancias que adquirimos de los alimentos, de entre las cuales aproximadamente unas 100 se clasifican como nutrientes. De entre esas 100 más o menos la mitad, son consideradas como nutrientes no esenciales o dispensables, porque nuestras células las pueden producir a partir de otras sustancias, la otra mitad, unas 50, son consideradas nutrientes esenciales o indispensables porque además de ser vitales y necesarias para mantenernos vivos y sanos, no las pueden fabricar nuestras células y deben obtenerse diariamente, ya formadas de los alimentos.

Entre el grupo de sustancias clasificadas como nutrientes, se encuentran los aminoácidos, siendo estos, las sustancias elementales que se utilizan para formar las moléculas más grandes llamadas proteínas. Existen 20 aminoácidos de importancia para el cuerpo humano, de los cuales, 12 son no esenciales o dispensables, y 8 son esenciales o indispensables. Esos 8 aminoácidos esenciales, deben obtenerse en las cantidades y proporciones adecuadas en cada comida, para poder construir las proteínas que necesitan las células del cuerpo humano. Las proteínas que contienen las cantidades y las proporciones de aminoácidos que el organismo humano necesita, se llaman completas y son consideradas de elevada calidad biológica. Mientras más se ajuste a los requerimientos humanos el perfil de aminoácidos de las proteínas de los alimentos, se consideran de mejor calidad biológica.

Así, es posible catalogar a las proteínas de los alimentos, en una escala de calidad biológica, de acuerdo a su perfil de aminoácidos.

De entre todos los alimentos que aportan proteínas, existe un pequeño grupo que tienen proteínas de elevado valor biológico. Y en este selecto grupo destaca en primer lugar, la proteína de suero de leche.

En la siguiente tabla podemos observar el rango de clasificación de algunos de los alimentos más utilizados, ricos en proteínas:

Proteínas
Valor biológico (VB)
Suero de leche
104
Huevo entero
100
Claras de huevo
88
Pescado
83
Pollo
79
Caseinato lácteo
77
Carne de ganado vacuno
74
Soja
74
Arroz
59

Aquí vemos como la proteína de suero de leche en polvo, tiene el grado más elevado, lo cual quiere decir que su perfil de aminoácidos, es el mejor compatible con el cuerpo humano, y por lo tanto el que permite reparar de manera adecuada nuestros tejidos y órganos, así como lleva nuestro metabolismo a un grado óptimo, con un aprovechamiento máximo de la energía.

En algunos estudios, se ha encontrado que la proteína de suero de leche ayuda a formar y reparar los músculos después del ejercicio y del trabajo, y también contribuye fuertemente a conservar la musculatura cuando se hace dieta para bajar de peso. Además de que en otros estudios se ha encontrado que la proteína de suero de leche tiene un efecto preciso y especifico para ayudar a eliminar la grasa acumulada en el vientre. De tal manera que es muy útil para las personas que normalmente tiene dificultad para eliminar la grasa abdominal.

Por este motivo, la proteína de suero de leche, es la preferida por los deportistas, así como por las personas que se encuentran en régimen para bajar de peso y eliminar grasa.

También hay personas que por alguna razón no pueden comer bien a sus horas, siendo la proteína de suero de leche, ideal para tomarse como colación.

Algunas características especiales de la proteína de suero de leche:
·      Tiene un exquisito sabor.
·      Ayudan a aumentar el músculo y a quemar calorías.
·      Ayuda a saciar el hambre y a producir satisfacción y a evitar comer en exceso.
·      Ayudan a soportar las malpasadas, y a protegernos del estrés y del desgaste físico y mental.

Para mas información:
http://www.milealsa-life-and-health-coach.live
http://www.biogenesis-institute.com
http://www.nutriologia-ortomolecular.info

viernes, 14 de febrero de 2020

Alimentación Ortomolecular brinda a la mujer salud, belleza y una larga vida

Alimentación Ortomolecular brinda a la mujer salud, belleza y una larga vida

¡Comer lo justo y necesario!
Por: Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña

Cada día son más las adeptas que gana la Nutrición Ortomolecular entre muchas mujeres. Muchas modelos, actrices y cantantes ya adoptaron este tipo de alimentación porque descubrieron sus múltiples beneficios, que además de lucir delgadas, les permite y mantenerse sanas y prevenir la aparición de enfermedades y por lo tanto, tener una mejor calidad de vida.

La palabra Ortomolecular deriva del prefijo griego Orto con significación de recto o correcto, y molecular con referencia a las moléculas clasificadas como nutrientes. A juicio de Miguel Leopoldo Alvarado, Licenciado en Nutrición y Doctor en Naturopatía, especializado en Nutrición Ortomolecular, este tipo de alimentación procura proporcionar al organismo, un abastecimiento suficiente y equilibrado de las biomoléculas que constituyen la materia prima necesaria para mantener el cuerpo en buenas condiciones de salud y vitalidad.

La alimentación ortomolecular consiste fundamentalmente en satisfacer las necesidades nutricionales básicas de cada persona de manera individualizada. “Una dieta ortomolecular (molecularmente correcta) se caracterizaría por estar compuesta, exclusivamente, de alimentos frescos, naturales, integrales y de preferencia, orgánicos, es decir, sólo se debería de consumir los alimentos, tal como los encontramos en la naturaleza, estando exentos de sustancias químicas artificiales y de procesos industriales que alteran las propiedades benéficas de los alimentos”, señala el Doctor en Naturopatía.

¿Qué debemos consumir?

Los alimentos que se recomienda comer en abundancia son en primer lugar los vegetales, a excepción de la papa u otros tubérculos porque son excesivamente ricos en hidratos de carbono, por lo que se pueden comer, pero con moderación. “Los vegetales, sobre todo cuando se consumen crudos, contienen una gran variedad y diversidad de vitaminas, minerales, oligoelementos, fitoquímicos, fibras alimentarias, y otras biomoléculas y sustancias que protegen y potencializan la salud. Se recomienda incluir en la alimentación una ensalada abundante de vegetales crudos todos los días. Los germinados de alfalfa, de trébol, de soya, de trigo y de brócoli, por su gran riqueza en enzimas naturales. Se recomienda comer fruta en abundancia, pero consumir con precaución las que tienen un alto índice glicémico como el plátano y las uvas”, indica el profesional.

Respecto al consumo de vegetales y frutas, es también recomendable seguir la norma de 5 al día, que consiste en comer una variedad de 5 colores diferentes todos los días, lo cual garantizaría la obtención de diversos fitoquímicos con cualidades antioxidantes.

Los granos como el trigo, la cebada, el arroz, el mijo y sus derivados (pan, galletas, granola, pastas), deberán ser integrales y de preferencia orgánicos. “El consumo de este tipo de alimentos es muy recomendable, pero se debe evitar caer en excesos, pues demasiados hidratos de carbono aunque provengan de fuentes integrales, pueden causar alteraciones metabólicas, obesidad y a largo plazo diabetes”, aconseja el Licenciado en Nutrición.

El yogur natural, bajo o exento de grasa, es muy recomendable por contener bacterias benéficas, que contribuyen a equilibrar la flora intestinal y a limpiar el colon, enzimas naturales y vitaminas, en especial del complejo B y K, y además,porque en el yogur las proteínas se encuentran semidigeridas y los minerales son más asimilables, que en la leche sin fermentar.

¿Qué no debemos consumir?

Alimentos elaborados con ingredientes refinados como azúcares, harinas blancas y aceites vegetales obtenidos o tratados con calor, refinados e hidrogenados, ya sea en forma parcial o total. Es importante evita las sustancias químicas utilizadas por la agroindustria, así como en la industrialización y en la elaboración culinaria de alimentos. De una manera muy especial los aceites y grasas industrializadas resultan sumamente toxicas por su contenido de sustancias artificiales como ácidos grasos trans. Los aditivos químicos como los conservantes y los preservantes son ingredientes severamente tóxicos y causantes de todo tipo de malestares y enfermedades crónicodegenerativas”, advierte el especialista.

La leche se debe evitar, tanto en jóvenes como en adultos, porque éstos carecen de las enzimas adecuadas para digerir la lactosa y aprovecharla correctamente. En algunos casos, la lactosa no digerida, es la causante de distintos grados de intolerancias y alergias.

¿Qué debemos consumir con moderación?

Los alimentos que se deben consumir con precaución y moderación son los que contienen cantidades abundantes de carbohidratos y grasas, la cantidad de estos macronutrientes estará determinada por la tolerancia individual de cada persona. “Las semillas oleaginosas se pueden consumir, pero con moderación ya que son de difícil digestión. Las carnes de ganado vacuno, las ave y el pescado se pueden comer con mesura, pero quitándoles la mayor cantidad de grasa posible”, recomienda el experto en Nutrición Ortomolecular.

Beneficios para la Salud

La nutrición ortomolecular brinda múltiples beneficios, entre los que destaca, el fortalecimiento y revitalización de las células, tejidos y órganos del cuerpo humano, con el consiguiente incremento de la energía y la vitalidad, prevención de enfermedades y/o reversión de las ya existentes, mejoramiento de la calidad de vida, y prolongación de la juventud hasta una avanzada edad, previniendo así el envejecimiento y la mortalidad prematura.

Además, una alimentación individualmente correcta, aumenta el rendimiento físico e intelectual, en todos los ámbitos de la vida. "En el aspecto físico y estético permite lucir mejor a las personas, ya que mejora y conserva la elasticidad de la piel y previene o retarda la aparición de arrugas, evita y/o retarda la caída del cabello, y además mejora el tono y la fuerza muscular, la postura y la estética corporal. El ámbito psicosocial también se ve favorecido, ya que los alimentos proporcionan un mejor soporte nutricional al cerebro,mejoran también la sensación de bienestar, la vitalidad, el estado de ánimo, lo que incrementa la sensación de alegría, felicidad y amabilidad, favoreciendo a su vez, las relaciones interpersonales, familiares y de pareja”. Una persona bien nutrida irradia alegría, energía, belleza, tranquilidad, amabilidad y agudeza intelectual, indica el experto".

Miguel Alvarado aconseja a las mujeres que procuren informarse bien y que sean perseverantes en seguir adecuadamente una dieta ortomolecular, ya que con ello notaran los efectos benéficos en unos cuantos días, y se prologaran a través del tiempo, hasta una edad avanzada. Y más importante aún es que consideren este tipo de alimentación como una fuente de salud, belleza, longevidad y vitalidad. También destaca que la única forma de lograr un buen estado de salud y de calidad de vida es a través de una combinación de nutrición óptima, y un ejercicio físico apropiado, y con una actitud sana frente a la vida y hacia la sociedad. Recuerden: "la fuente de la salud, la belleza y la longevidad, se encuentra en la cocina (en lo que comemos) y en el gimnasio (en nuestra actividad física)”.

Bibliografía electrónica
  1. PARADIGMA ORTOMOLECULAR
  2. ORTOMOLECULAR
  3. PARADIGMA DE LA NUTRICIÓN ORTOMOLECULAR
  4. LA QUÍMICA DE LA VIDA
  5. Miguel Leopoldo Alvarado
  6. RESTAURACIÓN BIOLÓGICA Y TERAPÉUTICA ORTOMOLECULAR
  7. BIOMOLÉCULAS
Referencias
  1. Hoffer, A., y Walker, M., La Nutrición Ortomolecular (Barcelona España: Ediciones Obelisco, 1998). ISBN: 84-7720-628-7. Título original en inglés: Orthomolecular Nutrition. New Lifestyle for Super Good Health.
Miguel Leopoldo Alvarado, Diplomado en Nutrición y Doctor en Naturopatía, especializado en Nutrición Ortomolecular

miércoles, 18 de diciembre de 2019

¡Bájale al azúcar!... ¡O mejor aún, deja el azúcar!


¡Si quieres prevenir enfermedades crónicodegenerativas: Bájale al azúcar!... ¡O mejor aún, deja el azúcar!

¿Cuál es la recomendación diaria de consumo de azúcar?... La OMS recomienda que la ingesta de azúcar sea menor a un 10% de la ingesta calórica total. No obstante, advierte que para obtener mayores beneficios para la salud hay que limitar su consumo a menos de 5% de la energía total diaria. Así que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda a los adultos con un índice de masa corporal normal reducir el consumo de azúcar al 5 por ciento de la ingesta calórica diaria, lo que equivale a unos 25 gramos al día (5 a 6 cucharadas cafeteras). Sin embargo, desde mi punto de vista, el cual coincide con innumerables expertos en el tema, esa recomendación que desde luego favorece a la industria alimentaria, es rotundamente equivocada, pues aunque esto ya se sabe desde hace muchos años, cientos de estudios recientes han demostrado que cualquier cantidad de azúcar que se consuma, es altamente nociva para la salud. Por lo tanto mi recomendación ideal de consumo de azúcar es = 0. Se necesita suprimir 100 % el consumo de azúcar blanca (sacarosa obtenida de la caña o de la remolacha) para vivir sano. Más adelante abordare este tema en una mayor amplitud.

viernes, 6 de diciembre de 2019

Restricción de hidratos de carbono como primera estrategia en la diabetes


Restricción de hidratos de carbono como primera estrategia en la diabetes

Las dietas bajas en HC mejoran la diabetes y el síndrome metabólico, sin efectos colaterales.

Resumen
En este artículo se presentan 12 puntos de evidencia que avalan el empleo de dietas bajas en HC como primera estrategia para tratar la diabetes tipo 2 y como el auxiliar más eficaz de la farmacología en la diabetes tipo 1.

En los pacientes con diabetes tipo 2 con dietas restringidas en HC s posible reducir y con frecuencia eliminar la medicación.


Los pacientes con diabetes tipo 1 en general necesitan menos insulina.

La restricción de HC en la alimentación es el método más eficaz para disminuir los triglicéridos plasmáticos y aumentar las lipoproteínas de alta densidad.



Introducción
La disminución de los hidratos de carbono (HC) de la alimentación como tratamiento para la diabetes fue el enfoque terapéutico preferido antes y, en gran medida, después del descubrimiento de la insulina. El fundamento fue que tanto la diabetes tipo 1 como la diabetes tipo 2 representan alteraciones del metabolismo de los HC. Dos factores probablemente contribuyeron a los cambios en este enfoque tradicional.

La predominancia del paradigma de grasas bajas en la alimentación significó que la grasa que reemplazaría a los HC que se eliminaban ahora se percibía como una amenaza mayor –si bien a largo plazo- que el beneficio inmediato de la disminución de la glucemia. Asimismo, el descubrimiento de la insulina quizás ocasionó que la diabetes –al menos la tipo 1- se considerara como una enfermedad por deficiencia hormonal donde la insulina (o los fármacos más recientes) era lo importante y la alimentación era secundaria.

Sin embargo, se demostró que las dietas bajas en HC siguen siendo eficaces, con poco riesgo y buen cumplimiento terapéutico. Al mismo tiempo, el fracaso del paradigma de grasas bajas, que no cumplió con las expectativas, junto con los continuos informes de los efectos colaterales de diferentes fármacos, indican la necesidad de volver a evaluar la importancia de disminuir los HC.
En este artículo se presentan 12 puntos de evidencia que avalan el empleo de dietas bajas en HC como primera estrategia para tratar la diabetes tipo 2 y como el auxiliar más eficaz de la farmacología en la diabetes tipo 1. El objetivo de los puntos es servir como base para una mejor comunicación sobre el tema entre los investigadores, los médicos y las organizaciones que crean las recomendaciones sobre la alimentación.

Definiciones
Tabla 1

Definiciones sugeridas para las diferentes formas de dietas bajas en HC*
_______________________________________________________________

Dieta cetógena muy baja en HC (DCMBHC)
•    HC 20-50 g/día o <10% de la dieta de 2000 kcal/día, se produzca o no cetosis. Derivada de las cifras de HC necesarias para inducir cetosis en la mayoría de las personas.

•    Recomendada como fase de inducción de dietas populares, como la de Atkins.
Dieta baja en HC: <130 g/día o <26% de calorías totales

•    La definición de la ADA de 130 g/día como el mínimo recomendado.
Dieta moderada en HC: 26%- 45%

•    Límite superior, consumo aproximado de HC antes de la epidemia de obesidad (43%).
Dieta alta en HC:>45%

•    Valor recomendado en los sitios web de la ADA.

•    Las recomendaciones dietéticas de 2010 Dietary Guidelines para los EEUU aconsejan 45%– 65% de HC.

•    Consumo de HC (NHANES) **

•    Hombres
•    1971- 1974: 42% (aprox 250 g por 2450 kcal/día)
•    1999– 2000: 49% (aprox 330 g por 2600 kcal/día)

•    Mujeres
•    1971– 1974: 45% (aprox 150 g por 1550 kcal/día)
•    1999– 2000: 52% (aprox 230 g por 1900 kcal/día)
______________________________________________________________
ADA, American Diabetes Association; NHANES, National Health and Nutrition Examination Survey
* Derivado de Accurso et al.
NHANES es una serie de estudios efectuados desde 1960 que controla >5000 personas**


12 Puntos de evidencia

Punto 1. La hiperglucemia es la característica principal de la diabetes.

El mayor efecto de la restricción de los HC es disminuir la glucemia
Tanto la diabetes tipo 1 como la tipo 2 son defectos en la respuesta a los alimentos, en especial a los HC. La hiperglucemia asociada es el síntoma más característico, así como la causa de las secuelas, entre ellas los efectos de la insulina y la generación de productos finales de la glucosilación avanzada. El más conocido de éstos, la hemoglobina A1c (HbA1c) se utiliza para el diagnóstico. La regulación de la glucemia es el objetivo terapéutico principal para los pacientes con diabetes tipo 1 y tipo 2. Los HC de la alimentación son los principales determinantes de la glucemia y su restricción genera la mayor reducción de la glucemia posprandial y de las concentraciones de glucosa globales, así como de la HbA1c.
 
Punto 2. Durante la epidemia de obesidad y diabetes tipo 2, los aumentos en las calorías se debieron casi totalmente al aumento de los HC.

Datos de los NHANES indican que los mayores contribuyentes al exceso de calorías en los EEUU entre 1974 y 2000 son los HC. Entre el inicio y la finalización de los estudios NHANES , los HC en la alimentación aumentaron en los hombres del 42% al 49% de las calorías. Para las mujeres, los HC aumentaron del 45% al 52%. La cantidad absoluta de grasa durante ese período disminuyó para los hombres y sólo aumentó ligeramente para las mujeres.

Estas mediciones epidemiológicas están avaladas por mecanismos bioquímicos. La estimulación continua de la producción de insulina puede generar un estado anabólico que favorece más la síntesis de triglicéridos (TG) que la lipólisis y la generación de lipoproteínas ricas en TG. Además, la acumulación de grasa en el hígado y secundariamente en el páncreas, crea ciclos que se autorefuerzan, que se cree que contribuyen al inicio de la diabetes tipo 2.

El hígado graso produce alteración del metabolismo de la glucemia en ayunas y aumento de la exportación de lipoproteínas de muy baja densidad (LDL)-TG, que a su vez aumenta la llegada de grasa a todos los tejidos, entre ellos a los islotes pancreáticos que producen insulina. Estos ciclos hepáticos y pancreáticos van disminuyendo continuamente la función de las células β.

El programa transcripcional de lipogénesis hepática se activa directa e indirectamente por el consumo de HC. La proteína de unión al elemento regulador del esterol y la proteína de unión al elemento que responde a los HC son importantes reguladores transcripcionales que se activan por la señal de HC para estimular nueva lipogénesis hepática. Ésta a su vez causa esteatosis hepática, que se relaciona estrechamente con el inicio de obesidad, resistencia a la insulina y diabetes tipo 2.

Punto 3. No es necesario adelgazar para obtener los beneficios de la restricción de HC.

Como ya se mencionó, las dietas bajas en HC en general tienen mejores resultados que las dietas explícitamente hipocalóricas, pero como estos estudios son frecuentemente hipocalóricos por diseño o debido a la reducción espontánea de la ingesta, no siempre es posible excluir el efecto directo de la restricción calórica.

Esta es una consideración importante ya que está bien establecido que los síntomas de la diabetes tipo 2 mejoran con el adelgazamiento. Muchas personas con diabetes tipo 2, sin embargo, no tienen sobrepeso y, a la inversa, muchas personas con sobrepeso nunca padecen diabetes tipo 2. Las personas con diabetes tipo 1 generalmente no tienen sobrepeso. Además, varias líneas de investigación avalan la idea de que no es necesario adelgazar para poder regular la glucemia y otros síntomas de la diabetes.
Una serie de experimentos bien diseñados demostró mejoría de la glucemia y de los parámetros hormonales y lipídicos en condiciones donde se mantuvo a los pacientes con peso constante. El nivel más eficaz de HC fue el 20%, que fue el nivel más bajo de HC estudiado, aunque quizás un nivel menor podría haber sido más eficaz.
 
Punto 4. Aunque no es necesario adelgazar para obtener beneficios, ninguna intervención es mejor que la restricción de HC para bajar de peso.

Este punto subraya que las dietas bajas en HC proporcionan beneficios aún cuando no haya descenso de peso. No obstante, estas dietas siempre tienen mucho mejores resultados quelas dietas hipograsas y esto se mostró en varios estudios aleatorizados.
Las dietas hipograsas tuvieron muy poco resultado a largo plazo para el adelgazamiento de personas no diabéticas. La Women’s Health Initiative (WHI) es el ejemplo más reciente. En el estudio, con 48000 mujeres posmenopáusicas, se examinaron los resultados de la dieta en relación con la conducta alimentaria habitual. El grupo con dieta hipograsa consumió una dieta con 20% de grasas, rica en frutas, verduras y granos. Logró sólo un modesto descenso de peso (promedio 2,2 kg) durante el primer año. Al término de la intervención, todas habían recuperado ese peso. Una editorial del JAMA afirmó que la dieta hipograsa había sido un fracaso en los EEUU. Tampoco hubo ningún beneficio para la prevención de la diabetes o la enfermedad cardiovascular.
 
Punto 5. La observancia de las dietas bajas en HC en personas con diabetes tipo 2 es por lo menos tan buena como la observancia de cualquier otra intervención dietética y con frecuencia es significativamente mayor.

La observancia de las dietas bajas en HC, medida en estudios clínicos, habitualmente es igual o mejor que la de otras dietas con la misma cantidad de calorías y es comparable con la de muchas intervenciones farmacológicas. En 19 estudios en los que comparó la cantidad de personas que efectuaron su dieta completa entre los que tenían restricción de HC y los que tenían restricción de grasas se observaron conductas semejantes para ambos grupos. Los resultados positivos se atribuyen al efecto de la restricción de HC sobre la saciedad y la supresión del apetito. Las proteínas y las grasas inducen saciedad y disminuyen las oscilaciones de la glucemia que inducen el hambre. Además, los pacientes que recibieron insulina o secretagogos de la insulina pueden disminuir sus dosis con las dietas bajas en HC.
 
Punto 6. Remplazar los HC por proteínas generalmente es beneficioso

Numerosos estudios aleatorizados, controlados, examinaron las dietas con más proteínas y menos HC en relación con las dietas hipograsas, y varias revisiones sistemáticas y metanálisis hallaron que estas dietas tienen efecto más favorable sobre el adelgazamiento, la composición corporal, el índice metabólico en reposo y el riesgo cardiovascular que las dietas bajas en grasas.
Diversos estudios llegaron a la conclusión de que las dietas con proteínas altas e HC bajos son favorables para la masa y la composición corporal independientemente del consumo de calorías, lo que en parte apoya la supuesta ventaja metabólica de estas dietas.
 
Punto 7. La grasa total y la grasa saturada de la alimentación no tienen relación con el riesgo de enfermedad cardiovascular

Se efectuaron varios grandes estudios desde que se formuló la llamada hipótesis dieta-corazón a mediados del siglo XX. Ni el estudio Framingham original ni el WHI, así como tampoco más de una docena de otras investigaciones pudieron mostrar una asociación entre los lípidos de la alimentación y el riesgo de enfermedad cardiovascular (ECV).

Se estudiaron los resultados conjuntos de 11 grandes estudios de cohortes de seguimiento del reemplazo de los ácidos grasos saturados (AGS) por ácidos grasos poliinsaturados (AGPI) o por HC. Las conclusiones son convincentes. Casi todos los estudios muestran que el reemplazo de los AGS por HC o AGPI no tuvo efecto.
 
Punto 8. Los ácidos grasos saturados del plasma son controlados más por los HC que por los lípidos de la alimentación.

A pesar de que no se pudo determinar el verdadero riesgo en el punto 8, una barrera significativa a la implementación de la restricción de HC como tratamiento para la diabetes sigue siendo el temor tradicional del efecto sobre la lipidemia y la tendencia de los AGS de la alimentación a aumentar la colesterolemia. Esta preocupación surge de la idea de que debido a que los AGS aumentan el colesterol y que la colesterolemia se asocia con ECV, se presume que los AGS causarían cardiopatía. La falacia es que los datos son estadísticos.

Faltaría demostrar que aquellos cuyo colesterol aumentó por los AGS son los mismos cuyo colesterol era un factor pronóstico de ECV. Es decir que es necesario mostrar un efecto directo de los AGS alimentarios sobre la ECV. El punto anterior resaltó que esto ha sido imposible. Los AGS de la alimentación no tienen relación con la ECV. Por otro lado, los AGS del plasma se asocian con aumento del riesgo de ECV y resistencia a la insulina.

Los SFA plasmáticos no se relacionan con la grasa saturada de la alimentación, sino dependen más de los HC. El aumento de los AGS surge del aumento de la producción de lipoproteínas que contienen TG, la disminución de su eliminación y el efecto de los HC alimentarios en la nueva síntesis de ácidos grasos. En un estudio se trató a 40 pacientes con síndrome metabólico con dieta hipograsa o DCMBHC. El grupo DCMBHC mostró disminución de los valores plasmáticos de AGS en relación con el grupo con dieta hipograsa, a pesar de haber consumido tres veces más grasas saturadas que el grupo con dieta hipograsa.

En algunos estudios se extrapolaron datos de roedores a los seres humanos, y esto puede crear confusión, ya que en este tema no se observan los mismos resultados en unos y en otros.
 
Punto 9. El mejor factor pronóstico de complicaciones microvasculares y, en menor grado macrovasculares en pacientes con diabetes tipo 2 es la normalización de la glucemia (HbA1c).

Los resultados del punto 7, (que los AGS alimentarios no se relacionan con la ECV), no incluyeron específicamente pacientes con diabetes. Se sabe que los pacientes con diabetes tipo 1 o tipo2 tienen mayor riesgo de ECV. El United Kingdom Prospective Diabetes Study (UKPDS) estudió la incidencia de complicaciones microvasculares o macrovasculares en 5102 pacientes con diabetes tipo 2 de diagnóstico reciente en 23 centros del Reino Unido (RU) entre 1977 y 1991. El estudio halló que la variable clave fue la HbA1c. A medida que ésta aumentaba, aumentaban los episodios de infarto de miocardio (IM) mortales y no mortales.

Se observó que el IM disminuía en un 14% por cada disminución del 1% de la HbA1c.

Se produjo una notable disminución del 37% de los criterios de valoración de riesgo microvascular por cada reducción del 1% de la HbA1c. Es importante considerar que los autores no hallaron umbrales específicos para la glucemia, al igual que en otros estudios. El riesgo pareció aumentar para toda HbA1c mayor del 6%. Los resultados son una clara demostración de que el aumento del riesgo de ECV en personas con diabetes es la misma diabetes, como lo indica la HbA1c.
 
Punto 10. La restricción de HC en la alimentación es el método más eficaz (además de la inanición) para disminuir los TG plasmáticos y aumentar las lipoproteínas de alta densidad.

La restricción de HC es la intervención más eficaz para mejorar el síndrome metabólico. Se efectuó un estudio comparativo entre una dieta con bajo índice glucémico y una dieta rica en cereales en 210 personas con diabetes tipo 2. Los resultados muestran el aumento del 1,7 mg/ dl de la lipoproteína de alta densidad (HD L) para la primera dieta y una disminución de 0,2 mg/dl para la dieta rica en cereales. En comparación con las dietas anteriores, en un estudio con 84 pacientes obesos con diabetes tipo 2, una dieta baja en HC muestra la mayor disminución de los TG, así como el descenso de peso, de la HbA1c y la glucosa y mayor aumento del HDL.

Estos resultados muestran la importancia de la reducción de los HC en la diabetes.

El colesterol total y/o el colesterol LDL son los marcadores lipídicos más empleados para evaluar el riesgo de ECV a pesar de que no son buenos factores pronósticos.

Otros parámetros proporcionan mejor evidencia del riesgo y tienden a mejorar con la restricción de los HC, entre ellos la apolipoproteína (apo) B, el índice colesterol total/HDL y el índice apoB/apoA1.

Si bien siempre se lo evalúa, varios estudios no lograron avalar ninguna conexión entre el descenso del colesterol LDL y la disminución de la mortalidad. Durante los primeros 14 años del estudio Framingham, por cada descenso anual de 1 mg/dl de las cifras de colesterol hubo un 14% de aumento de las muertes cardiovasculares y un 11% de aumento de la mortalidad global. Otros estudios mostraron resultados similares.
 
Punto 11. En los pacientes con diabetes tipo 2 con dietas restringidas en HC es posible reducir y con frecuencia eliminar la medicación. Los pacientes con diabetes tipo 1 en general necesitan menos insulina.

La restricción de los HC en la alimentación, debido a su mayor eficacia para el descenso de la glucemia, frecuentemente logra reducir y a menudo eliminar la medicación en pacientes con diabetes tipo 2. También los pacientes con diabetes tipo1 necesitan menos medicación cuando consumen una dieta baja en HC. En ambos casos, la restricción de HC reduce la cantidad y la gravedad de episodios hiperglucémicos e hipoglucémicos.

La disminución de la medicación junto con la reducción de los síntomas se considera un signo de eficacia. Un estudio demostró disminución de la medicación en pacientes con DCMBHC (20–50 g/d de HC) en relación con una dieta moderada en HC y explícitamente hipocalórica. De 11 pacientes con medicación en la rama DCMBHC que finalizaron el estudio, 5 redujeron o suspendieron un medicamento y 2 suspendieron todos los medicamentos. De los 13 pacientes con dieta con HC moderados, uno solo suspendió un solo medicamento. En otro estudio, 17 de 21 pacientes con diabetes tipo 2 redujeron o suspendieron los medicamentos para la diabetes con la restricción de HC.
 
Punto 12. El descenso intensivo de la glucemia debido a la restricción de HC en la alimentación no tiene efectos secundarios comparables a los efectos del tratamiento farmacológico intensivo.

El estudio ACCORD (Action to Control Cardiovascular Disease in Diabetes) se debió suspender debido a las muertes por ECV. Después de 3,5 años de seguimiento, hubo 257 muertes en el grupo de terapia intensiva y 203 en el grupo de tratamiento estándar (índice de riesgo, 1,22; intervalo de confianza (IC) del 95%, 1,01-1,46; P =0,04). La hipoglucemia que necesitó tratamiento y el aumento de peso >10 kg fueron más frecuentes en el grupo de terapia intensiva (P < 0,001). Los resultados se interpretaron como debidos al descenso intensivo de la glucemia en pacientes de alto riesgo con diabetes tipo 2. El empleo intensivo de medicamentos en pacientes de alto riesgo es una explicación más razonable.

En los datos de un subgrupo de participantes del estudio ACCORD que tenían valores más bajos de HbA1c se puede ver que el objetivo del descenso de la glucemia no produce ningún daño. Estos pacientes no mostraron el mismo riesgo que aquellos con valores mayores.

Se identificaron los riesgos de varios medicamentos recetados para la diabetes. La rosiglitazona está en continuo debate. Se sugirió que era un riesgo significativo para el IM y para la muerte por ECV, esta última de “significación limítrofe.”


Discusión
La necesidad de revaluar las recomendaciones dietéticas para la diabetes surge de lo siguiente:
1. La imposibilidad de detener la epidemia de diabetes con las recomendaciones actuales.
2. El fracaso específico de la dietas hipograsas para mejorar la obesidad, el riesgo cardiovascular o la salud general (puntos 1 y 4).
3. Informes constantes de efectos secundarios de los medicamentos habitualmente recetados para la diabetes, algunos bastante serios (punto 12).
4. Lo más importante, el éxito de las dietas bajas en HC para mejorar la diabetes y el síndrome metabólico, sin efectos colaterales.

Los beneficios de la restricción de HC son inmediatos y bien comprobados. La mayoría de las objeciones provienen de los supuestos peligros de la grasa total o la grasa saturada encarnados en la llamada hipótesis dieta-corazón. Hasta ahora, el éxito clínico o experimental de esta hipótesis ha sido muy limitado. (punto 8).

Está bien establecido que el adelgazamiento, por cualquier método, es beneficioso para las personas con diabetes. Las ventajas de la dieta baja en HC son que, debido a la mayor saciedad, puede no ser necesaria la reducción explícita de las calorías. Para el reemplazo de éstas, tanto las grasas como las proteínas pueden ser beneficiosas (puntos 4 y 6) aunque en la práctica se recomiendan las grasas. Quizás lo más importante sea que si se consumen pocos HC, la glucemia y otros parámetros fisiológicos mejoran aunque no se logre el descenso de peso (punto 3).

Por último, se señala que el empleo de dietas bajas en HC no es un experimento reciente y quizás se aproxime a la alimentación empleada por gran parte de la humanidad durante decenas de miles de años antes del surgimiento de la agricultura.

Los conocimientos actuales indican que la restricción de HC debe ser el tratamiento estándar para la diabetes tipo 2 y el tratamiento complementario para la diabetes tipo 1.

Los 12 puntos de evidencia representan las ideas mejor investigadas sobre la diabetes.

Es improbable que una estrategia alimentaria, al igual que una sola clase de tratamiento farmacológico sean lo mejor para todos por igual. Los pacientes pueden rechazar la medicación o la cirugía, pero es imposible que no se alimenten y la dieta baja en HC es la más razonable para iniciar el tratamiento.

Posibles desventajas de la dieta baja en HC para personas con diabetes
Las dietas bajas en HC generalmente tienen mejor cumplimiento, si bien las personas tienen gustos variados, así como distintas percepciones del riesgo-beneficio.

La otra cara de las ventajas de disminuir la medicación tiene una posible desventaja. Debido a la eficacia de la restricción de HC sobre la glucemia, los pacientes que reciben hipoglucemiantes corren peligro de sufrir hipoglucemia. Se recomienda disminuir la medicación antes de iniciar la dieta baja en HC.


Conclusión y recomendaciones
Esta revisión explicó 12 puntos de evidencias fundamentadas en estudios clínicos y experimentales publicados, así como en la experiencia de los autores. Los puntos están avalados por principios establecidos en química biológica y fisiología y hacen hincapié en que los beneficios son inmediatos y están documentados, mientras que las preocupaciones sobre sus riesgos se basan en conjeturas no demostradas.

Los autores recomiendan que las instituciones sanitarias gubernamentales o privadas organicen audiencias públicas sobre estas cuestiones a fin de quienes investigan acerca de la restricción de HC puedan argumentar a favor de ésta. La discusión abierta con todos los involucrados sería valiosa. La gravedad de la diabetes bien lo merece.

*Traducción y resumen objetivo Dr. Ricardo Ferrería

Tomado de: 
https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=86719
 

Directorio Verde de GreenPece Mexico



Es momento de unirnos como mexicanos y rescatar lo bueno de nuestra gente y nuestra tierra. Sí, hay muchas cosas malas en el mundo pero también hay personas haciendo un esfuerzo por recuperar las cosas que nos hacen grandes.

Entre estas cosas maravillosas que tiene nuestro México está la agricultura ecológica y sustentable, esa que cuida nuestros recursos y le da vida digna a las personas que trabajan nuestra tierra. Por eso es importante apoyar a esas personas y empresas que buscan hacer la diferencia. Estar conscientes de que sí tenemos opciones, de que sí hay forma de hacer las cosas de otra manera nos hará tener esperanza de que un planeta sano es posible.

Hoy te invitamos a revisar el Directorio Verde, un trabajo realizado con el esfuerzo de nuestros voluntarios de toda la República Mexicana, que compila aquellos negocios que comprobaron la venta de productos ecológicos y responsables con el planeta. De seguro encuentras un lugar en tu ciudad. Si lo visitas, puedes contarnos cómo fue tu experencia.

Descarga el Directorio Verde

¡Es momento de promover lo bueno!

mexicano.jpg

Seguiremos apostándole a la Comida sana, Tierra sana.

Gracias por leer.

Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña

Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña
Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña