viernes, 22 de mayo de 2020

Omega-3. Estudio explica porque educe el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Un estudio identifica el mecanismo por el cual comer pescado reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Tomado de:
https://noticiasdelaciencia.com/art/38134/un-estudio-identifica-el-mecanismo-por-el-cual-comer-pescado-reduce-el-riesgo-de-sufrir-enfermedades-cardiovasculares

Un estudio hecho por investigadores de la Universitat Rovira i Virgili (URV) (Catalunya, España) y la Escuela de Medicina de Harvard ha demostrado que el pescado, como fuente principal de omega-3, y los suplementos de estos ácidos grasos pueden modular las lipoproteínas, las partículas que transportan los lípidos a través de la sangre, e incidir así sobre el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. La asociación entre el consumo de omega-3 y la reducción del riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares se ha comprobado con el análisis de la muestra de lipoproteínas de 26.034 mujeres, la más extensa y detallada que se ha hecho nunca. Además, es especialmente relevante porque se trata de la enfermedad con más incidencia, ya que 1 de cada 3 personas muere por accidentes cardiovasculares.

La investigación ha sido liderada por Núria Amigó, CEO de la spin off de la URV y del Institut d’Investigació Sanitària Pere Virgili (IISPV) Biosfer Teslab y miembro del grupo de investigación Metabolomics Interdisciplinary Laboratory (MIL@b) - Plataforma Metabolómica, creada conjuntamente por la URV y el CIBERDEM, y que forma part del IISPV. Xavier Correig, catedrático del departamento de Ingeniería Electrónica, Eléctrica y Automática y director de MIL@b – Plataforma Metabolómica, ha participado en el estudio junto con los investigadores del Center for Lipid Metabolomics, División of Preventive Medicine del Brigham and Women's Hospital (La Escuela de Medicina de Harvard) dirigido per Samia Mora.

Hasta ahora se había comprobado que un consumo muy elevado de ácidos grasos omega-3 se asociaba a niveles más bajos de triglicéridos en sangre. Pero, a la vez, también se había relacionado con un incremento del colesterol LDL (colesterol transportado por lipoproteínas de baja densidad, conocido como colesterol malo), que es un factor de riesgo cardiovascular porque puede acelerar la formación de arterioesclerosis, que es el endurecimiento de las paredes de las arterias y la disminución de su elasticidad.

Pero el estudio ha constatado que este aumento del colesterol LDL por el consumo de pescado se asocia principalmente al transporte por las partículas LDL más grandes, que son menos aterogénicas (con menor potencial de obstrucción de las arterias), y no a un aumento del número total de partículas LDL. En cambio, el hecho de que disminuyan los triglicéridos transportados por cualquier tipo de lipoproteínas es un factor protector de las enfermedades del corazón.

[Img #60388]

Núria Amigó y Xavier Correig. (Foto: URV)

Esto es así porque el consumo de los 3 tipos de ácidos grasos omega-3 fundamentales en la fisiología humana estudiados –el ácido α-linoleico (ALA), el docosahexaenoico (DHA) y el eicosapentaenoico (EPA)- presentes en el pescado y en otras fuentes nutricionales difiere en su asociación con el potencial riesgo de enfermedades cardiovasculares. El estudio concluye que las lipoproteínas LDL más pequeñas que transportan el colesterol no aumentan, y, en cambio, el aumento se produce en las grandes, que no tienen riesgo asociado. Existe una disminución de todas las partículas transportadoras de triglicéridos, y, además, el tamaño medio de las partículas de HDL y LDL, aumenta, lo cual se asocia a la protección del riesgo cardiovascular.

Estas conclusiones se han obtenido mediante la modelización matemática de la asociación de la ingesta de pescado y de omega-3 –tanto total como de los diferentes tipos ALA, DHA y EPA- y el perfil de lipoproteínas obtenido por Resonancia Magnética Nuclear, “que permite cuantificar el número y el tamaño de las diferentes subfracciones de lipoproteínas plasmáticas, además del contenido de triglicéridos y colesterol adicional”, explica Núria Amigó. Detalla que de las partículas LDL que transportan el colesterol “son las más pequeñas las que se asocian a un riesgo mayor de accidente cardiovascular futuro”.

Otra particularidad del estudio es que se han aislado los factores nutricionales que podrían condicionar el resultado en los modelos matemáticos utilizados para evaluar la asociación entre consumo de pescado y reducción del riesgo cardiovascular, como por ejemplo el consumo de otros alimentos, la concentración de omega-3 según el tipo y el origen del pescado (salvaje o de piscifactoría), y los factores tradicionales de riesgo como el sedentarismo, la edad, el índice de masa corporal y el consumo de tabaco.

El análisis se ha hecho sobre la cohorte del Women’s Health Study, hecho en el Brigham and Women's Hospital, vinculado a La Escuela de Medicina de Harvard, que incluye la caracterización del plasma por Resonancia Magnética Nuclear de 26.034 mujeres, de una media de edad de 53 años (la mayoría entre 48 y 59) en edad de trabajar.

Una vez confirmado que el factor de riesgo que suponen los lípidos como la concentración de colesterol, de triglicéridos y los diferentes subtipos de partículas se modula mediante el consumo de ácidos grasos omega-3, “falta saber si el consumo de pescado se asocia a menos mortalidad tanto para enfermedades cardiovasculares como por otras causas”, apunta Amigó, ya que “si bien el riesgo es menor por cuestiones lipídicas, sería necesario observar otros factores pro-inflamatorios o de exposición a metales pesados”. (Fuente: URV)

Copyright © 1996-2020 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. La reproducción está permitida solo si se incluye el crédito de la fuente (NCYT Amazings) y un enlace dofollow hacia la noticia original.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

miércoles, 20 de mayo de 2020

Nutrición Ortomolecular (Entgrevista 3 parte)

Nutrición Ortomolecular (Entrevista 3 parte)
El Lic. Jorge Madrazo Cuellar entrevista a Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña

Recapitulando sobre las dos entrevistas anteriores: Para que quede claro a quienes nos escuchan, ¿Nos podrías recordar que significa el termino ortomolecular?


La palabra Ortomolecular es un termino compuesto que se deriva del prefijo griego Orto con significación de recto o correcto y molecular, haciendo referencia a las moléculas clasificadas como nutrientes y a otras biomoléculas no clasificadas como nutrientes, pero que se encuentran presentes en los alimentos y brindan múltiples beneficios para nuestra salud.

Cabe mencionar que cada día son más los adeptos que gana este modelo de Nutrición Ortomolecular tanto entre, profesionales de la salud como en el público en general. Muchos deportistas, modelos, actrices y cantantes han adoptado este modelo de cuidado de la salud que incluye una alimentación natural y equilibrada (como ya lo hemos mencionado), junto a un programa de complementos nutritivos, porque descubrieron sus múltiples beneficios, que además de hacernos lucir esbeltos y llenos de vitalidad, nos permite mantenernos sanos, prevenir la aparición de enfermedades y, por lo tanto, tener una más larga y mejor calidad de vida.

¿Cuál es la diferencia entre un modelo de nutrición ortomolecular y otro de nutrición saludable como los hay muchos otros?

La diferencia es que una nutrición saludable normal, establece un conjunto de recomendaciones generales y estandarizadas para todas las personas procurando satisfacer las necesidades nutricionales mínimas de cada individuo para no padecer enfermedades carenciales. Pero no para lograr una salud óptima.

En cambio, la nutrición ortomolecular procurara satisfacer las necesidades básicas de una persona, pero al mismo tiempo, se enfoca a cubrir las necesidades especiales de cada persona en lo individual, muchas veces acrecentadas por lo que se conoce como “individualidad bioquímica y nutricional”, lo cual se logra además de con una dieta saludable y personalizada, con un programa de complementos nutritivos.

¿Porque mencionaste que además de una alimentación correcta y equilibrada, el modelo de nutrición ortomolecular incluye complementos nutritivos?

Porque este modelo de cuidado de la salud, procura proporcionar al organismo humano un abastecimiento continuo, suficiente y equilibrado de nutrientes esenciales y no esenciales y de las otras biomoléculas que constituyen la materia prima necesaria para mantener el cuerpo en buenas condiciones de salud y vitalidad y prevenir enfermedades, lo cual solo se puede lograr combinando una alimentación sana y equilibrada, junto y un programa de complementación nutritiva.

Resumiendo, este método de cuidado de la salud, incluye una alimentación ortomolecular enfocada a satisfacer las necesidades nutricionales básicas de cada persona, pero al mismo tiempo con ayuda de complementos nutritivos a satisfacer sus necesidades especiales de manera individualizada, ya que debido al fenómeno de la “individualidad bioquímica” son diferentes en cada persona.

¿Cuales son las razones por las que se recomienda el consumo de complementos nutritivos?

Esta explicación la voy a dividir en 4 puntos:
1.- La disminución en la calidad nutricional de los alimentos, debido a la forma en que se producen, se transportan y se industrializan los alimentos.

Una alimentación compuesta de alimentos industrializados elaborados con azúcar, harinas y aceites refinados es muy pobre e incluso carente de diversos nutrientes y micronutrientes. Y solamente consumiendo complementos nutritivos se pueden satisfacer las necesidades nutricionales tanto mínimas, como óptimas.

Pero debido a los procesos de producción intensiva y a las modificaciones que ha habido en los alimentos naturales a lo largo de los últimos 200 años, ni siquiera una dieta compuesta de alimentos naturales, orgánicos e integrales puede satisfacer las necesidades de la mayoría de los micronutrientes para una mayoría de personas. Como una regla general, mientras más industrializado y/o refinado sea un alimento, menor calidad y cantidad de micronutrientes tendrá.

2.- Las condiciones de la vida moderna como el estrés, la contaminación química, las radiaciones, la iluminación artificial, las prisas, la angustia, las adicciones, los medicamentos, y otros factores del medio ambiente y del estilo de vida, incrementan la necesidad de micronutrientes en la mayoría de personas.

Además, algunos alimentos, bebidas, sustancias químicas, radiaciones, alcohol, narcóticos y medicamentos, y otras adicciones, destruyen diversos micronutrientes tanto en los alimentos, como en el interior de nuestro cuerpo, lo cual hace que para satisfacer las necesidades nutricionales sea necesario consumir micronutrientes extras por medio de complementos nutritivos.

3.- La “individualidad bioquímica” puede hacer que algunas personas tengan por razones, genéticas, epigenéticas, fisiológicas, anatómicas y de estilo de vida, tengan una necesidad acrecentada de diversos micronutrientes y requieren forzosamente consumir complementos nutritivos para satisfacer tanto las necesidades mínimas, como especiales de micronutrientes.

4.- Enfermedades genetotróficas hacen que algunas personas deban evitar y/o consumir diversos alimentos y nutrientes específicos.

Mencionaste el concepto de alimentación ortomolecular. ¿Cómo describirías las características principales de lo que sería una alimentación ortomolecular o molecularmente correcta?

“Una dieta ortomolecular (molecularmente correcta) se caracterizaría por estar compuesta, exclusivamente, de alimentos frescos, naturales, integrales y de preferencia orgánicos, es decir, sólo se debería de consumir los alimentos, tal como los encontramos en la naturaleza, estando exentos de sustancias químicas artificiales y de procesos industriales que alteran las propiedades benéficas de los alimentos, de sus nutrientes y de todas sus demás biomoléculas.

Es por eso que un tratamiento ortomolecular completo, incluiría complementos nutritivos con dosificaciones diseñadas para satisfacer las necesidades especiales de cada persona en lo individual.

¿Qué alimentos recomiendas consumir?
Los alimentos que se recomienda comer en abundancia son en primer lugar los vegetales, a excepción de la papa u otros tubérculos porque son excesivamente ricos en hidratos de carbono, por lo que se pueden comer, pero con moderación.

“Los vegetales, sobre todo cuando se consumen crudos, contienen una gran variedad y diversidad de vitaminas, minerales, oligoelementos, fitoquímicos, enzimas y fibras alimentarias, asi como otras biomoléculas y sustancias que protegen y potencializan la salud.

Se recomienda incluir en la alimentación todos los días, una ensalada abundante de vegetales crudos. Los germinados de alfalfa, de trébol, de soya, de trigo y de brócoli, por su gran riqueza en enzimas naturales son muy convenientes.  

Se recomienda comer fruta en abundancia, pero consumiendo con precaución las que tienen una elevada carga glucémica y un alto índice glicémico, como el plátano y las uvas.

Es muy importante incluir grasas saludables entre ellas aceite de oliva extravirgen, aceitunas y aguacate. Para freír o cocinar alimentos a bajas temperaturas se puede utilizar aceite de oliva extravirgen, y a elevadas temperaturas, se puede utilizar aceite de coco o aceite de palma.

Respecto al consumo de vegetales y frutas, es también conveniente seguir la norma recomendada por la OMS de 5 al día, que consiste en comer una variedad de 5 colores diferentes todos los días, lo cual garantizaría la obtención de diversos fitoquímicos con cualidades antioxidantes.

Los granos como el amaranto, el trigo, la cebada, el centeno, la avena, el arroz, el mijo, además de otros, y sus derivados (pan, galletas, granola, pastas), deberán ser integrales y de preferencia orgánicos. Pero, aunque el consumo de este tipo de alimentos es muy recomendable, se debe evitar caer en excesos, pues demasiados hidratos de carbono, aunque provengan de fuentes naturales e integrales, pueden causar alteraciones metabólicas y hormonales, inflamación, obesidad, y a largo plazo diabetes y finalmente Alzheimer. De los alimentos mencionados, solo la avena se puede comer con mayor frecuencia o en mayor cantidad por su contenido de fibras especiales (beta-glucan) que ayudan a controlar los niveles de glucosa e insulina en la sangra, asi como las concentraciones de lípidos (triglicéridos y colesterol), además de que ayuda a corregir el estreñimiento, a restaurar la flora intestinal, y a disminuir la inflamación intestinal. Acordémonos de lo que mencionaba Hipócrates: “tanto la salud como la enfermedad comienza en el intestino”

Es recomendable comer yogur natural, de leche de vaca o de cabra, bajo o de preferencia exento de grasa y libre de azúcar, es muy recomendable por contener bacterias benéficas, que contribuyen poblar el intestino, a disminuir la inflamación y porosidad intestinal, a equilibrar la flora bacteriana, a limpiar el colon de desechos tóxicos y de otros microorganismos patógenos; además las bacterias del yogur nos proporcionan enzimas naturales y vitaminas, en especial del complejo B y K, y también porque en el yogur las proteínas se encuentran predigeridas por las bacterias con las que se fermenta la leche (semidigeridas) y sus minerales son más asimilables, que en la leche sin fermentar.

Es importante elegir alimentos que tengan dos sellos de garantía, un sello de garantía que indica que son alimentos libres de transgénicos y otro sello de garantía de que indica que son orgánicos o de producción biológica. Si son alimentos de origen animal su etiqueta debe especificar que en su crianza no se utilizaron ni hormonas y ni antibióticos y que se mantuvieron al aire libre comiendo paso verde.

¿Qué alimentos recomiendas no consumir?

Alimentos elaborados con ingredientes refinados como azúcares, harinas blancas y aceites vegetales industrializados obtenidos o tratados con calor, refinados e hidrogenados, ya sea en forma parcial o total. Es importante evita las sustancias químicas utilizadas por la agroindustria, así como en el proceso de la industrialización y en la elaboración culinaria de alimentos.

De una manera muy especial los aceites y grasas industrializadas resultan sumamente tóxicas por su contenido de sustancias artificiales como ácidos grasos trans y/o AGEs (Productos finales de Glicocilación Avanzada). Los aditivos químicos como los saborizantes, los colorantes, los conservantes y los preservantes son ingredientes severamente tóxicos y causantes de todo tipo de malestares y enfermedades crónicodegenerativas.

Algunos ejemplos son el pesticida glifosato que se utiliza en la agricultura, las hormonas y los antibióticos utilizados en la crianza de los animales, los aditivos agregados a los alimentos para potenciar su sabor y ocultar sabores desagradables tales como el glutamato monosódico que es un potente neurotóxico, los conservadores que se agregan a los embutidos como el nitrito y nitrato de sodio, que son cancerígenos, asi como un sinnúmero de sustancias tóxicas más.

La leche se debe evitar, tanto en jóvenes como en adultos, porque éstos carecen de las enzimas adecuadas para digerir la lactosa y aprovecharla correctamente. En algunos casos, la lactosa no digerida, es la causante de distintos grados de malestares intestinales, inflamaciones, gases, intolerancias y alergias.

¿Qué alimentos recomiendas consumir solo con moderación?

Los alimentos que se deben consumir con precaución y moderación son los que contienen cantidades abundantes de carbohidratos y grasas, la cantidad de estos macronutrientes estará determinada por la tolerancia individual de cada persona.

Las semillas oleaginosas y leguminosas se pueden consumir, pero con moderación ya que son de difícil digestión. Las carnes de ganado vacuno, las aves y el pescado se pueden comer con moderación, pero quitándoles la mayor cantidad de grasa posible.

¿Cuales son los beneficios de la nutrición ortomolecular para la Salud?

La nutrición ortomolecular brinda múltiples beneficios, entre los que destaca, el fortalecimiento y revitalización de las células, tejidos y órganos del cuerpo humano, el equilibrio hormonal y de eicosanoides, la disminución de la inflamación crónica silenciosa subyacente a todas las enfermedades crónicas, y al mismo tiempo, se consiguiente un incremento del nivel de energía y de vitalidad, prevención de enfermedades y/o reversión de las enfermedades ya existentes, un mejoramiento en la calidad de vida, y prolongación del estado de juventud hasta una edad avanzada, previniendo así el envejecimiento y la mortalidad prematura.

Además, una alimentación individualmente correcta, aumenta el rendimiento físico e intelectual, en todos los campos y ámbitos de la vida. En el aspecto físico y estético permite lucir mejor a las personas, ya que mejora y conserva la elasticidad de la piel y previene o retarda la aparición de arrugas, evita y/o retarda la caída del cabello, y además mejora el tono y la fuerza muscular, la postura y la estética corporal.

El ámbito psicosocial también se ve favorecido, ya que los alimentos proporcionan un mejor soporte nutricional al cerebro, mejoran también la sensación de bienestar, la vitalidad, el estado de ánimo, lo que incrementa la sensación de alegría, de la felicidad y la amabilidad y cordialidad, favoreciendo a su vez, las relaciones interpersonales, familiares y de pareja. Una persona bien nutrida irradia alegría, energía, belleza, tranquilidad, amabilidad y agudeza intelectual.

¿En cuanto tiempo se pueden empezar a notar los resultados de un programa ortomolecular?

Es importante informarse bien y ser perseverantes en seguir adecuadamente un programa ortomolecular, ya que con ello se notarán los efectos benéficos en unos cuantos días, y se prologarán a través del tiempo, hasta una edad avanzada. Y más importante aún es que consideren este tipo de método como un nuevo estilo de vida, que funcionará como una fuente de salud, belleza, longevidad y vitalidad.

También es importante destacar que la única forma de lograr un buen estado de salud y de calidad de vida es a través de un programa de nutrición como el ya descrito junto a un programa regular de actividad física apropiada, asumiendo una actitud sana y positiva frente a la vida y hacia la sociedad.

Recuerden: "la fuente de la salud, la belleza y la longevidad, se encuentra en la cocina (en lo que comemos) y en el gimnasio (en nuestra actividad física)”.

¿Nos podrías explicar más, que es la Individualidad Bioquímica y nutricional?

El abastecimiento de los elementos nutritivos y de otras biomoléculas presentes en los alimentos, deberá ser capaz como ya lo hemos mencionado, de satisfacer tanto las necesidades mínimas normales, como también las necesidades particulares y especiales de cada persona, las cuales pueden variar y ser distintas de acuerdo este principio de “Individualidad Bioquímica”, postulado por el Dr. Roger J. Williams (Afamado investigador científico de la Universidad de Tejas).

Según este principio, cada persona es anatómica y bioquímicamente única e individual, lo que hace que cada persona tenga necesidades de nutrientes y de otras biomoléculas únicas, individuales y distintas a las de todas las demás personas. La Individualidad Bioquímica es como una huella dactilar, pero molecular. A este respecto se ha avanzado aun más en los últimos años estableciendo que también el microbioma intestinal es único para cada persona, existiendo también una huella microbiana particular para cada quien, lo que también influye fuertemente también en la necesidad particular de nutrientes y en la predisposición a diversas enfermedades.

¿De que manera y en que grado, pueden variar las necesidades nutricionales por la Individualidad Bioquímica?

Dependiendo de la individualidad bioquímica, las necesidades de nutrientes pueden variar en una gama muy amplia de necesidades.

El contenido nutrimental de una alimentación normal compuesta de alimentos naturales y de producción biológica, no puede satisfacer las necesidades del 100 % de las personas.

Se calcula que un 25 % de personas tienen necesidades moderadas de micronutrientes. Por lo que el contenido de nutrientes y de las demás biomoléculas de importancia vital, presentes en los alimentos naturales de producción biología y sin procesar, son capaces de satisfacer las necesidades de aproximadamente un 25 % de una población determinada, para lograr una salud óptima.

Pero como ha sido demostrado por diversos investigadores, aproximadamente un 25 % de individuos de cualquier población, necesitan dosis superiores a las raciones dietéticas mínimas recomendadas (RDA) para lograr una salud óptima, por lo que necesitarán tomar complementos nutritivos con dosis moderadamente altas.

Otro 25 % de personas requieren dosis ligeramente aun más elevadas, para lograr una salud óptima por lo que necesitarán complementar su dieta con algunos complementos nutritivos que pueden adquirir fácilmente en cualquier tienda de régimen o una farmacia.

Pero un restante 25 % de la población, tendrá por diversas razones genéticas, epigenéticas, medioambientales y/o psicosociales y diversos factores de estilo de vida, necesidades sumamente acrecentadas, bastante superiores a las (RDA), difíciles de ser satisfacer con una dieta natural y complementos nutritivos con dosis moderadas. Por lo que ese 25 % restante, necesitará para gozar de una salud óptima, consumir necesariamente complementos nutritivos con dosis aun más elevadas, para cubrir sus necesidades especiales. Las recomendaciones y las dosis de complementos nutritivos para ese segmento poblacional deberán ser restablecidas por un profesional de la salud experto en este campo después de una correcta evaluación antropométrica y de marcadores biológicos.

¿Además de la individualidad bioquímica existen otros factores o aspectos que pueden impedir una nutrición óptima?

Los métodos de producción pueden empobrecer la calidad nutritiva de los alimentos.

Si, además, de lo ya expuesto para los primeros segmentos del 50 % de la población, en distintas regiones del mundo, debido a la calidad de los distintos terrenos destinados a la agricultura, a los diferentes métodos de producción, de transporte, de almacenamiento y de industrialización, la calidad de los “productos comestibles” puede verse seriamente comprometida.

Los “productos comestibles” resultantes, pueden ser pobres, sumamente pobres, o incluso completamente carentes de diversos nutrientes, micronutrientes esenciales y accesorios y de otras biomoléculas útiles para la conservación de la salud humana. Siendo esta una razón adicional que obliga a muchas personas a consumir complementos nutritivos para mejorar su salud y prevenir enfermedades.

Es de considerarse que diversas sustancias químicas presentes como contaminantes en el aire, en el agua y en los alimentos industrializados, actúan como antinutrientes, pues los destruyen y afecta a otras moléculas vitales.

Además, otros factores incrementan de manera artificial la necesidad de algunos nutrientes, tales como el estrés de la vida moderna que puede incrementar la necesidad de diversos nutrientes.

Las adicciones, los medicamentos, el alcohol y el consumo de comida chatarra, se pueden sumar a los ya mencionados factores nocivos de la “civilización industrial” que causan deficiencias, insuficiencias o necesidades incrementadas de diversos nutrientes, lo que origina la necesidad de consumir complementos nutritivos para lograr una salud óptima.

Todo lo anterior, hace necesario que además de una dieta compuesta de alimentos naturales, sin procesar, con una aceptable calidad nutritiva, una importante proporción de todas las personas, necesiten y se vean ampliamente beneficiados por el consumo rutinario de diversos complementos nutritivos.

Explicación adicional sobre el Principio de “Individualidad Bioquímica”

Proveer a cada célula del cuerpo humano, de un microambiente molecularmente correcto para el mantenimiento de la reparación de las células y los tejidos, es el propósito fundamental de la nutrición ortomolecular.

Pero para que el abastecimiento de nutrientes y de otras biomoléculas protectoras, sea individualmente correcto y adecuado, es primordial que se haga de acuerdo al Principio de Individualidad Bioquímica, postulado por Roger J. Williams. Según este principio cada persona tiene una especie de huella dactilar bioquímica que lo hace único, una individualidad bioquímica original y distinta a las demás, que le hace tener una necesidad única e individual de nutrientes, distinta a la necesidad de todas las demás personas, y que, de no satisfacerse, tarde o temprano conducirá a alguna enfermedad crónicodegenarativa.

Según ese principio de individualidad bioquímica, algunas personas pueden arreglárselas muy bien para mantenerse sanos, con las raciones diarias recomendadas (RDA) de nutrientes, que son las dosis mínimas para evitar enfermedades carenciales, pero otras personas ya sea por causas genéticas, epigenéticas, medioambientales y/o psicosociales, pueden tener necesidades acrecentadas, sumamente superiores a las recomendaciones mínimas, las que al no ser satisfechas, predispondrán a, o precipitaran diversas enfermedades crónicodegenerativas.

Anteriormente mencionaste que el cuerpo humano está hecho para vivir con salud y vigor un periodo de entre 110 y 120 años. ¿Nos podrías explicar mas sobre esto?

El paradigma ortomolecular considera que el cuerpo humano está hecho para vivir con pleno vigor y libre de enfermedades, hasta una edad aproximada de entre 110 y 120 años. Sin embargo, la mayoría de la gente padece y sufre toda su existencia de una diversidad de molestias y de enfermedades que degradan su calidad de vida obstaculizan su desarrollo humano, y condenan a la mayoría de las personas a sufrir una muerte prematura. Actualmente, solo una de cada 10 mil personas llega a vivir cerca de los 100 años de edad, y solo una entre varios millones de personas llega a ser supercentenaria y alcanza los 110 años de edad. Y lo más grave es que la tasa de muertes prematuras a edades muy tempranas, en jóvenes, adolescentes y niños e incluso en deportistas de alto rendimiento, sigue en ascenso.

Siguiendo el modelo de nutrición convencional, siguiendo las pautas y recomendaciones oficiales, la mayoría de las personas solo pueden lograr una nutrición promedio (deficiente), con un estado de salud promedio (degradado) y sufrirán, por lo tanto, de un promedio de enfermedades durante toda su vida hasta finalmente morir prematuramente.

Pero como ya mencionemos, el modelo de la nutrición ortomolecular, sostiene que el cuerpo humano está hecho para gozar de una salud óptima hasta una edad avanzada; estado de salud y bienestar con una calidad superior a la salud promedio que tiene la mayoría de la gente, y que eso se logra solamente con una nutrición óptima individualmente diseñada.

Desde tu punto de vista ¿Por qué ha decaído tanto el nivel de la salud de los seres humanos?

Durante los últimos 100 años, el hombre ha sido sometido a un experimento de alimentación artificial que ha producido un estado de decadencia física y mental en el hemisferio occidental. Las cifras y las estadísticas oficiales, muestran una continua y progresiva degradación de la salud física y mental, que inició hace unos 150 años, cuando se empezaron a utilizar las nuevas tecnologías inventadas durante la revolución industrial, aplicadas a la producción, distribución, y preparación de los alimentos.

En la medida en que se fueron sustituyendo los alimentos y los platillos naturales y tradicionales, por alimentos producidos con agroquímicos y elaborados con ingredientes refinados y aditivos químicos, en esa misma proporción con una relación directa y proporcional fueron apareciendo las enfermedades típicas de la “civilización industrial”, originando una progresiva decadencia física y mental del hombre moderno.

Hablaste anteriormente sobre que estamos viviendo la mayor transformación epidemiológica de toda la historia humana. ¿De que se trata?

En cada nueva generación de personas alimentadas con la “típica dieta industrial occidentalizada”, compuesta de “productos alimenticios artificiales”, elaborados con ingredientes refinados y aditivos químicos, ha ido aumentando la incidencia de enfermedades crónicodegenerativas y la predisposición a una muerte prematura, la cual se origina a una edad cada vez más temprana.

Actualmente se ha constatado que jóvenes, adolescentes y niños padecen enfermedades crónicodegenerativas que hasta hace algunos años solo padecían adultos de mediana edad y/o adultos mayores. Las cifras estadísticas oficiales muestran que, hasta hace unos 150 años, las enfermedades crónicas solo afectaban a las personas de edad avanzada, a partir de mediados del siglo XX, a las personas de mediana edad (50 años) y que, en la actualidad afectan a personas de todas las edades, incluyendo jóvenes, adolescentes y niños, produciendo la mayor transformación epidemiológica de toda la historia humana.

La epidemia de enfermedades crónicodegenerativas tanto físicas como mentales  incluyendo sobrepeso, obesidad, síndrome metabólico (plurimetabólico), diabetes, enfermedad cardiovascular, artritis, fibromialgia, insuficiencia renal crónica, insuficiencia hepática (hígado graso no alcohólico y hepatitis no infecciosa), ciertos tipos de cáncer relacionados a la mala alimentación, enfermedades psíquicas y neurológicas  como Alzheimer, Parkinson, esclerosis múltiple, autismo, esquizofrenia, demencia senil, así como un sinnúmero de enfermedades físicas y mentales más, incluyendo enfermedades y malformaciones congénitas, se han extendido a todas las poblaciones del mundo, así como a todos los segmentos poblacionales.1

¿Por qué dices que se pronostica que pronto lo padres empezarán a enterrarán a sus hijos?

Según un estudio prospectivo del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en ingles), las próximas generaciones sufrirán de una mayor incidencia de obesidad y enfermedades degenerativas relacionadas a un mal estado de nutrición, reduciendo su expectativa promedio de vida, por lo que los padres empezarán a enterrar a sus hijos, quienes morirán cada vez más jóvenes (y, de hecho, esto ya ha estado sucediendo).

Danos un mensaje final.
Recordemos y tengamos presente que:
La salud es el bien mas importante del cual depende nuestra calidad de vida y nuestro desempeño y desarrollo personal en todos los ámbitos de la vida.

La salud es una responsabilidad individual de cada persona. Lo que no hagamos por nosotros, nadie lo puede hacer, ni el mejor de los médicos. Somos responsables del cuidado de nuestra salud.

Según la máxima de Hipócrates: Somos lo que comemos, si comemos alimentos chatarra vamos a tener un cuerpo chatarra, una salud chatarra

"La fuente de la salud, la belleza y la longevidad, se encuentra en la cocina (en lo que comemos) y en el gimnasio (en nuestra actividad física)”.

Bibliografía electrónica
(Artículos de Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña)
2.    ORTOMOLECULAR
6.    BIOMOLÉCULAS
Referencia bibliográfica
1.    Hoffer, A., y Walker, M., La Nutrición Ortomolecular (Barcelona España: Ediciones Obelisco, 1998). ISBN: 84-7720-628-7. Título original en inglés: Orthomolecular Nutrition. New Lifestyle for Super Good Health.
Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña
Doctorado en Naturopatía, y Diplomado Universitario en Nutrición Clínica, Nutrición y Antropometría Aplicada al Deporte, Nutrición Clínica y Bariatría, Medicina de Longevidad y Nutrición Ortomolecular, Practicante Certificado de Nutrición Pro-Resolutiva por la Fundación de la Investigación de la Inflamación

viernes, 17 de abril de 2020

La pandemia de Gripe española de 1918 produjo entre 50 y 100 millones de muertos en todo el mundo

Las imágenes de hace 100 años de la gripe española que parecen hechas hoy en tiempos de coronavirus

El la pandemia de 1918 produjo entre 50 y 100 millones de muertos en todo el mundo. Ese virus, como el actual, era altamente contagioso y se complicaba con una neumonía. Las medidas que se tomaron para evitar los contagios, fueron las mismas que se recomiendan para el COVID-19: aislamiento, cuarentena para el contagiado, distanciamiento social, lavarse las manos, barbijos y ventilar las viviendas.
Los barbijos hechas de gasa no ofrecían total protección. En la foto, trabajadores de la Cruz Roja en Boston las ensamblan para distribuir: La preocupación mata a más gente que la epidemia (National Archives)
Los barbijos hechas de gasa no ofrecían total protección. En la foto, trabajadores de la Cruz Roja en Boston las ensamblan para distribuir: "La preocupación mata a más gente que la epidemia" (National Archives)
Ante la aparición y la propagación fulminante del coronavirus, el mundo se puso en guardia. Los intentos para combatir el virus y para reducir el número de muertes se multiplicaron. La investigación científica, la medicina y la tecnología (avanzadas, sofisticadas, complejas) siguen buscando la solución. Cada uno de esos aportes debidos a la modernidad son celebrados. Sin embargo, el mundo debió ser parado, inmovilizado. La reclusión fue la norma que se impuso en cualquier geografía. No permitirle al virus pasar de persona en persona. O, al menos, complicarle la tarea y hacer más lentos los contagios. Las mayorías de las medidas, los métodos que se comprobaron más eficaces para conseguirlo tienen poco de novedosos. Fueron utilizados un siglo atrás para combatir la Pandemia de Gripe de 1918.
Médicos y enfermeros con mascarillas en 2020 (Foto: Cuartoscuro)
Médicos y enfermeros con mascarillas en 2020 (Foto: Cuartoscuro)
Durante más de medio siglo, la historiografía ignoró esa pandemia, la de la llamada Gripe Española. La Primera Guerra Mundial absorbió toda la narrativa sobre esos años. Ese virus produjo entre 50 y 100 millones de muertes, multiplicando varias veces el número de decesos ocasionados por la Gran Guerra.
La Gripe Española se desató a principios de 1918 y en tres olas (la segunda, entre septiembre y diciembre de ese año -13 semanas pavorosas- fue la más letal) duró hasta 1920 y llegó hasta los rincones más alejados del planeta. Fue un evento global antes de que se creyera posible la globalidad. Afectó a todas las regiones.
En el Eberts Field en Lonoke en Arkansas se montó un hospital para atender a los pacientes que ya no tenían lugar en los centros de salud (National Archives)
En el Eberts Field en Lonoke en Arkansas se montó un hospital para atender a los pacientes que ya no tenían lugar en los centros de salud (National Archives)
Ese virus, como el actual, era altamente contagioso y se complicaba con una neumonía. Las similitudes no terminan ahí. Ambos producen enfermedades respiratorias, se transmiten por la saliva, por las manos, permanecen en superficies. Sin embargo, algunas diferencias hacen que las esperanzas para el éxito en su combate sean mayores. El de la gripe que se desató en 1918 atacaba a niños, jóvenes y ancianos por igual. Los gráficos que ilustraban la edad de incidencia tenían forma de W. Picos en los más chicos, entre los 20 y los 40, y después de los 60. El coronavirus se ensaña, especialmente, con los mayores de 70. Tal vez el mundo, por estos días, esté menospreciando la importante tranquilidad que brinda saber que los niños, en su generalidad, no son población de alto riesgo.
Un espacio convertido en improvisado hospital en España para atender a los pacientes de coronavirus (AFP)
Un espacio convertido en improvisado hospital en España para atender a los pacientes de coronavirus (AFP)
Al contrario de lo que sucede en la actualidad con el COVID-19, la Gripe Española llegaba sin aviso a cada país tomando a todos desprevenidos e indefensos. Las comunicaciones eran lentas y el virus velocísimo. En la actualidad muchos países pudieron tomar algunas previsiones desde que la enfermedad se desató en China a fines del año pasado. Aunque eso no alcance a detenerlo, ayuda a morigerar sus consecuencias.
La medicina ha evolucionado de manera abrumadora en el último siglo. Las investigaciones en los laboratorios han logrado describir, en poco tiempo, a la perfección al virus y sus mutaciones: se conoce mucho mejor al enemigo. Los antibióticos y retrovirales, los aparatos de diagnóstico por imágenes, el equipamiento sofisticado, los respiradores artificiales, los tests, las estadísticas públicas. Todo ello hace que las herramientas para enfrentarse a esta pandemia sean innumerables respecto a las de 100 años atrás y mucho más efectivas. Y, además, existe la esperanza latente pero realista de que aparezca la vacuna con una velocidad que era impensada décadas atrás en las que el desarrollo y las pruebas podían llegar a tardar casi 10 años.
El cartel con los consejos para evitar contagios en 1918
El cartel con los consejos para evitar contagios en 1918
Sin embargo las medidas que casi todos los países tomaron, algunos antes y otros después, las que se impusieron masivamente y se mostraron más afectivas, hasta que la ciencia logre la vacuna o el desarrollo de retrovirales, no difieren demasiado de lo que se dispuso un siglo atrás.
Como prueba de ello, sirve la foto de un cartel callejero rescatada de algún archivo italiano. En él, bajo el título catástrofe de Grippe, se enumeraban una serie de medidas y consejos destinados a la población para protegerse de la propagación del virus letal. Las principales eran:
"Evitar concurrir a los teatros, cines, conciertos y restaurantes.
No concurrir a bares y restaurantes.
Ir al trabajo, en lo posible, a pie: no tomar transporte público.
Reducir el contacto innecesario con otras personas.
Profundizar la higiene personal
No escupir en la calle
Erradicar el saludo habitual con apretón de manos.
Cambiar periódicamente el pañuelo en uso
Ventilar las habitaciones y dejar entrar el sol en las casas particulares
Quedarse en su casa apenas se perciba algún síntoma de enfermedad para evitar contagiar al resto de la población
Si se declara la enfermedad, pasar un tiempo lo suficientemente largo de convalecencia."
10 consejos sobre el Coronavirus para protegerte a vos mismo y a los demás #INFORME
Aislamiento, cuarentena para el contagiado, distanciamiento social, evitar las aglomeraciones, lavarse las manos, evitar el contacto personal en los saludos, ventilar diariamente las viviendas.
102 años después los mismos consejos se repiten y se muestran como los más efectivos para enfrentar la pandemia.
Una familia con barbijos en 1918
Una familia con barbijos en 1918
Otros materiales gráficos ayudan a asociar ambas situaciones. Innumerables fotos de las ciudades durante la gripe española muestran a las personas moviéndose por los lugares públicos manteniendo distancia y con barbijos cubriendo sus bocas y narices. Esas fotos de 1918 y 1919 si no fuera por los largos vestidos y los trajes de tres piezas y los sombreros podrían confundirse con cualquiera de la actualidad. En una de las imágenes que acompaña esta nota se ve que en un retrato familiar hasta la mascota fue provista con un tapaboca. En otra, un lugar para espectáculos, una amplia sala, está acondicionada con camas para funcionar como hospital de campaña tal como sucede en tantos lugares en la actualidad.
Enfermeras trasladan a un paciente en San Luis, Missouri, durante la pandemia de la gripe española (National Archives)
Enfermeras trasladan a un paciente en San Luis, Missouri, durante la pandemia de la gripe española (National Archives)
La Gripe Española constituyó además de un episodio médico un importante fenómeno sociológico. Fue un hecho que atravesó y modificó familias y sociedades en todo el planeta.
Por alguna razón extraña, la historiografía durante más de medio siglo no se dedicó en profundidad a estudiarla. Recién hace 20 años comenzaron a publicarse varios trabajos que la analizan en profundidad. Muchos historiadores sostienen que el brote de gripe fue determinante en la resolución de la Primera Guerra Mundial. Así lo creyó agriamente, también, Erich Lunderdoff, el general que lideraba las tropas alemanes en la contienda. Pero la influencia de la Gripe Española en el mundo que le siguió no termina ahí. Tuvo incidencia en Gandhi (tuvo un contagio leve como también otro personaje que sería clave en los años siguientes como Franklin Delano Roosevelt) y en la India y su posterior liberación. También en el inicio del Apartheid sudafricano, llevó a Suiza al borde de una guerra civil e incidió en otros procesos políticos relevantes de la primera mitad del siglo veinte. No sólo la Gran Guerra diseñó el mundo moderno.
Personal médico vistiendo equipo de protección trasladan a un paciente en una camilla en Italia, en medio de la propagación de la enfermedad por coronavirus (REUTERS)
Personal médico vistiendo equipo de protección trasladan a un paciente en una camilla en Italia, en medio de la propagación de la enfermedad por coronavirus (REUTERS)
Los datos que se manejaban de esa pandemia se centraban en lo ocurrido en Europa Occidental y Estados Unidos. Allí los muertos se contaban por millones pero sólo con esa información la “imagen” de la pandemia estaba distorsionada. Faltaban la Unión Soviética, China, África, Sudamérica. Allí los estragos habían sido mayores. Y la tasa de mortalidad (muy) superior. En esos sitios la situación fue catastrófica.
Los hospitales estaban repletos de enfermos y con muy pocas opciones para un tratamiento. En Nueva York, el personal de salud invertía las camas para que los pacientes no respiraran en las caras de los demás (National Archives)
Los hospitales estaban repletos de enfermos y con muy pocas opciones para un tratamiento. En Nueva York, el personal de salud invertía las camas para que los pacientes no respiraran en las caras de los demás (National Archives)
Si bien Europa estaba en guerra y las condiciones no eran las ideales para evitar la propagación de contagios, la letalidad del virus en sus tierras fue menor que en otras latitudes. En India se desató un desastre de varios meses de duración. 19 millones de muertes. Pero también castigó en Oceanía donde arrasó con el 80 % de las poblaciones samoanas o en Alaska. No distinguía geografías ni climas. Sin embargo, en los lugares más pobres, con mayores necesidades materiales, los estragos fueron muy superiores. Ya sea por la falta de atención médica, por la mala alimentación que debilitaba los sistemas inmunológicos, por la escasa higiene o porque las condiciones de aislamiento (y la necesidad de su comunicación) se tornaban imposibles, los muertos se multiplicaron exponencialmente respecto a las zonas más desarrolladas. En estas enfermedades en que el aislamiento es la norma de prevención más adecuada y eficaz, las zonas de mayor pobreza son las que se ven más perjudicadas y vulnerables.
Respiradores y unidades de terapia intensiva que no alcanzan en ninguna ciudad del mundo frente a la pandemia (AFP)
Respiradores y unidades de terapia intensiva que no alcanzan en ninguna ciudad del mundo frente a la pandemia (AFP)
Tal vez la principal consecuencia de la Pandemia de Gripe de 1918 fue la instalación de la idea de Salud Pública y de la implementación de programas médicos por parte de los estados modernos. Si bien en Estados Unidos esa implementación, y sin el acceso universal, se demoró casi una década, en el resto de los países europeos se materializó con velocidad. A través del establecimiento de ministerios o secretarias públicas, la salud pasó a ser por primera vez una cuestión de estado. Un asunto en que los países debían involucrarse y proporcionarle cuidado a sus ciudadanos y brindar acceso universal.
Eso ocurrió en cualquier sistema político. Sucedió tras la revolución en la Unión Soviética y también en los principales países europeos como Alemania, Francia y hasta en Inglaterra. Un ejemplo: al principio (y eso significa cuando la pandemia se esparció en cada lugar) los casos eran atendidos de a uno, como si fueran individualidades y como si se tratara de una desgraciada coincidencia que todos estuvieron enfermos a la vez. Faltaba una coordinación pública, medidas en conjunto, campañas de prevención (cuando estas llegaban era generalmente tarde).
100 soldados estadounidenses fueron enterrados en Devon, Inglaterra, donde fallecieron a causa de la gripe española en 1918 (National Archives)
100 soldados estadounidenses fueron enterrados en Devon, Inglaterra, donde fallecieron a causa de la gripe española en 1918 (National Archives)
Los países, en los años 20, hasta se convencieron que la organización de la salud pública debía coordinarse con sus vecinos. Ese fue otro aporte, otra enseñanza que dejó la Gripe Española.
Otro de los aportes fue el de instalar la concepción de los beneficios de la actividad física y del aire libre en la población. El encierro pasó a ser sinónimo de enfermedad. El sol a partir de allí fue valorado de otra manera.
Un sacerdote bendice los ataúdes almacenados en una iglesia debido al alto número de muertes, antes de que se los lleven los camiones del ejército, mientras Italia lucha por contener la propagación del coronavirus (REUTERS)
Un sacerdote bendice los ataúdes almacenados en una iglesia debido al alto número de muertes, antes de que se los lleven los camiones del ejército, mientras Italia lucha por contener la propagación del coronavirus (REUTERS)
La pregunta que a esta altura se hace evidente es que otras enseñanzas de la Pandemia de Gripe de 1918 no fueron escuchadas o vislumbradas a tiempo. La medicina con sus notables avances hizo que aquellos que no son especialistas subestimaron la posibilidad de que una nueva pandemia asolara a la humanidad. Eso era terreno de la ciencia ficción y de las películas catástrofe.
Posiblemente la otra gran enseñanza de la Gripe Española es que las pandemias pueden ocurrir sin importar el nivel de desarrollo que alcancen las sociedades, que se debe prevenir sin sobreestimar nuestra capacidad de respuesta. Ojalá la lección sea escuchada.

Tomado de:
 https://www.infobae.com/coronavirus/2020/04/17/las-imagenes-de-hace-100-anos-de-la-gripe-espanola-que-parecen-hechas-hoy-en-tiempos-de-coronavirus/?outputType=amp-type

Directorio Verde de GreenPece Mexico



Es momento de unirnos como mexicanos y rescatar lo bueno de nuestra gente y nuestra tierra. Sí, hay muchas cosas malas en el mundo pero también hay personas haciendo un esfuerzo por recuperar las cosas que nos hacen grandes.

Entre estas cosas maravillosas que tiene nuestro México está la agricultura ecológica y sustentable, esa que cuida nuestros recursos y le da vida digna a las personas que trabajan nuestra tierra. Por eso es importante apoyar a esas personas y empresas que buscan hacer la diferencia. Estar conscientes de que sí tenemos opciones, de que sí hay forma de hacer las cosas de otra manera nos hará tener esperanza de que un planeta sano es posible.

Hoy te invitamos a revisar el Directorio Verde, un trabajo realizado con el esfuerzo de nuestros voluntarios de toda la República Mexicana, que compila aquellos negocios que comprobaron la venta de productos ecológicos y responsables con el planeta. De seguro encuentras un lugar en tu ciudad. Si lo visitas, puedes contarnos cómo fue tu experencia.

Descarga el Directorio Verde

¡Es momento de promover lo bueno!

mexicano.jpg

Seguiremos apostándole a la Comida sana, Tierra sana.

Gracias por leer.

Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña

Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña
Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña