sábado, 6 de julio de 2019

EL DAÑO AL DNA ES UN MARCADOR BIOLÓGICO DEL ENVEJECIMIENTO


CÓDIGO GENETOMETABÓLICO DE LA SALUD
EL DAÑO AL DNA ES UN MARCADOR BIOLÓGICO DEL ENVEJECIMIENTO

El cuerpo humano se encuentra genéticamente programado irreversiblemente para envejecer y morir.  Pero nuestro programa genético de vida, envejecimiento y muerte, nos debería permitir llegar hasta una edad de entre 110 a 120 años, con salud, vitalidad, con plenitud de nuestras facultades y con independencia.

Nuestro código genético se encuentra programado para repararse automáticamente cuando exista algún daño por el motivo que sea, manteniéndonos sanos, vigorosas, con una elevada calidad de nuestra existencia, hasta el límite de nuestro periodo máximo de vida.

Una de las características de nuestro DNA es su capacidad para repararse a sí mismo cuando sufre algún daño causado por cualquier factor ambiental, como pueden ser la glicación, o la acción de los radicales libres. El núcleo celular contiene diversos mecanismos tanto para prevenir, como para reparar el daño a la información genética, antes de que este sea permanente e irreversible. (Pág. 41)

Sin embargo, el daño continuo y una mala reparación del DNA puede lesionar de tal manera el código genético, y su capacidad regenerativa y restauradora finalmente se pierde. En ciertas condiciones se puede producir un daño irreparable que nos predispondría, a disminuir la calidad de nuestra salud y de nuestra vida, a diversas enfermedades crónicodegenerativas, y a morir prematuramente.

La ciencia ha descubierto que incluso en las personas muy ancianas, los telómeros que parecen controlar el número de veces que puede reproducirse una célula, no han alcanzado las posiciones terminales que señalan la muerte celular, lo cual nos dice que casi todas las personas mueren prematuramente sin haber agotado todo su potencial genético y antes de haber alcanzado su expectativa máxima de vida.

Una de las claves para alcanzar una larga vida plena de salud, vitalidad y satisfacción radica en mantener en buenas condiciones nuestro código genético de manera que nuestras células se puedan mantener sanas y reproducir copias de sí mismas, lo más perfectas posibles, sin errores que alteren su funcionamiento. (pág. 30). Por este motivo, uno de los puntos cruciales para una larga y saludable vida, es mantener sano nuestro ADN.

En consecuencia, tres objetivos para mantener nuestro potencial genético y alcanzar una larga y sana vida, son:
Mejorar la tasa de reparación del DNA respecto al daño producido por diversos factores ambientales.
Mejorar la ecuación envejecimiento-rejuvenecimiento, controlando los procesos de glicación, inflamación, oxidación y metilación y con ello el equilibrio eicosanoideo, hormonal, y enzimático.
Controlar y optimizar los factores ambientales, particularmente los alimentarios y la actividad física, que afectan directamente al DNA y a los marcadores biológicos de la salud y del envejecimiento.

MECANISMOS DE REPARACIÓN DEL DNA
Adyacente a los 23 pares de cromosomas que almacena el DNA de las células, se encuentra una sustancia llamada capa de cromatina, en la cual se encuentran unas proteínas denominadas histonas. La cromatina protege la estructura tridimensional de la doble hélice que contiene la información genética presente en los cromosomas, de los factores nocivos del medio ambiente y la mantiene estable, sin embargo, la capa de cromatina no es infalible y algunas veces puede ocurrir algún daño provocada por la glicación, los radicales libres o algún otro elemento nocivo.

Los daños más importantes ocurren cuando los radicales libres penetran la capa protectora de las histonas y rompen una hebra de DNA, fenómeno que desencadena la liberación de una enzima denominada adenosín difosfato transferasa también conocida como ADPRT por sus siglas en inglés, la cual se encarga de iniciar una cadena de eventos reparadores.  La ADPRT hace que las espirales de la capa de cromatina se separen exponiendo a los genes al fluido que existe adentro del núcleo de la celular, el cual contiene diversas enzimas que se encargan de la reparación del DNA. Una enzima denominada exonucleasa, corta las partes de los filamentos del DNA para ser eliminados. Las enzimas polimerasa y ligasa reemplazan los pares de bases dañados, con otros nuevos tomados del fluido nuclear; la endonucleasa une las hebras reparadas de DNA, completando así la reparación.

Otro componente muy importante del fluido nuclear es un compuesto muy importante llamado factor kappa b de transcripción nuclear (NF-kB). El Nf-kB puede ser activado por acción de los radicales libres y una vez activado inhibe la ADPRT impidiendo que se abra la capa de cromatina y se inicie el proceso de reparación del DNA. En este sentido, el NF-kB controla la reparación del DNA previniendo la acción de la ADPRT. Pero también, el NF-kB desencadena una serie de respuestas moleculares que interfieren con la reparación del DNA. Si el NF-kB se bloquea, la tasa de reparación del DNA puede aumentarse notablemente. Por otra parte, el NF-kB se ha vinculado a elevadas concentraciones de citoquinas inflamatorias.

INHIBICIÓN Y ESTIMULACIÓN DE LOS MECANISMOS DE REPARACIÓN DEL DNA POR MEDIO DE NUTRIENTES
Los mecanismos descritos en el párrafo anterior han motivado la investigación de algunos compuestos que tienen capacidad para inhibir la acción del NF-kB. Entre las varias sustancias estudiadas con resultados prometedores se encuentran el zinc y la niacinamida (vitamina B 3). Estos dos compuestos naturales de origen alimentario contribuyen además de inhibir el NF-kB, a que la ADRPT se una específicamente a la fracción de DNA que se encuentra dañada para que la reparación pueda efectuarse con mayor rapidez y eficacia. Además, las deficiencias del complejo vitamínico B y de zinc pueden ocasionar como resultado un exceso de las concentraciones de cobre lo que disminuiría la capacidad de las células para reparar su DNA.

Por otra parte, si el organismo humano se encuentra deficiente en antioxidantes, el exceso resultante de radicales libres obstaculizaría también la reparación del DNA.

CONSECUENCIAS DE UNA DEFICIENCIA EN LA REPARACIÓN DE DNA
Una pobre reparación del DNA puede provocar una serie de consecuencias contraproducentes para la salud y una aceleración del proceso de envejecimiento prematuro, originando un conjunto de efectos adversos entre los que destacan los siguientes:
  1. · Inhibición de la metilación lo cual hace que los genes se activen en momentos inadecuados, modificando con ello el patrón de expresión genética.
  2. · Incremento de la glicación.
  3. · Generación de más radicales libres.
  4. · Incremento de la inflamación subclínica y de sus marcadores biológicos.
  5. · Desequilibrio en el sistema de eicosanoides.
  6. · Desequilibrio neuroendocrino.
  7. · Desequilibrio enzimático.

DAÑO AL DNA: MARCADOR DEL ENVEJECIMIENTO
La pobre reparación del DNA, la metilación alterada, la glicación, el estrés oxidativo, la inflamación, así como el desequilibrio eicosanoideo, hormonal y enzimático modifican negativamente varios marcadores biológicos de la salud y del estado del envejecimiento, así como el fenotipo y la composición corporal, predisponiendo a todo un conjunto de enfermedades crónico degenerativas, aceleración del envejecimiento, discapacidad, morbilidad y muerte prematura.

Una de las consecuencias de mayor relevancia de una pobre reparación del DNA, es la replicación celular defectuosa, tanto de células especializadas, como de las células madres adultas, disminuyendo con eso la reparación de los tejidos y órganos e incrementando el riesgo de enfermedades mutagénicas como en ciertos casos de cáncer, lo que también acelera el envejecimiento.

Bibliografia: Giampapa, Vincent, C. Williamson, Miryam, Ehrlich. Como Romper el Código de la Vejez. Editorial Panorama. México. 2006.

Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña

Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña
Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña

Directorio Verde de GreenPece Mexico



Es momento de unirnos como mexicanos y rescatar lo bueno de nuestra gente y nuestra tierra. Sí, hay muchas cosas malas en el mundo pero también hay personas haciendo un esfuerzo por recuperar las cosas que nos hacen grandes.

Entre estas cosas maravillosas que tiene nuestro México está la agricultura ecológica y sustentable, esa que cuida nuestros recursos y le da vida digna a las personas que trabajan nuestra tierra. Por eso es importante apoyar a esas personas y empresas que buscan hacer la diferencia. Estar conscientes de que sí tenemos opciones, de que sí hay forma de hacer las cosas de otra manera nos hará tener esperanza de que un planeta sano es posible.

Hoy te invitamos a revisar el Directorio Verde, un trabajo realizado con el esfuerzo de nuestros voluntarios de toda la República Mexicana, que compila aquellos negocios que comprobaron la venta de productos ecológicos y responsables con el planeta. De seguro encuentras un lugar en tu ciudad. Si lo visitas, puedes contarnos cómo fue tu experencia.

Descarga el Directorio Verde

¡Es momento de promover lo bueno!

mexicano.jpg

Seguiremos apostándole a la Comida sana, Tierra sana.

Gracias por leer.