jueves, 20 de diciembre de 2012

Nutriprotección para diabéticos

Nutriprotección para diabéticos
Régimen alimentario protector y fortalecedor de la salud en la Diabetes Mellitus Tipo II 
Por Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña

Durante los últimos 50 años, previos a 1990, la diabetes se incrementó en el mundo en un 1800 %, cifra alarmante que nos da una idea de cómo las enfermedades degenerativas se han ido adueñando de la vida del hombre. Cuando no se sabe como implementar acciones para protegerla y fortalecerla, la salud humana se marchita día a día.

La diabetes mellitus tipo II, también conocida como diabetes de adulto o no insulino dependiente, se caracteriza por deficiencias en la secreción y/o acción de la hormona insulina, resultando en altos niveles de glucemia.

 
Esta enfermedad, se encuentra asociada a un incremento del riesgo de muerte prematura, particularmente porque está asociada a un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares. Las personas que presentan diabetes tienen, además, un mayor riesgo de padecer ceguera, insuficiencia renal y amputaciones de miembros inferiores.

 
Se inicia con un desorden en el funcionamiento pancreático, que altera la producción de insulina, su captación en los receptores celulares y los niveles y aprovechamiento de aminoácidos y glucosa en todas las células del cuerpo y aparece con mayor frecuencia después de los 40 años.

La incidencia de diabetes se encuentra directa y proporcionalmente relacionada al incremento de obesidad y enfermedades cardiovasculares, según datos de recientes estudios epidemiológicos. Incluso se están viendo casos de obesos infantiles que desarrollan diabetes tipo 2 a edades inusualmente tempranas.

En este momento en todo el mundo existen 300 millones de personas de entre 20 a 79 años en riesgo de desarrollar diabetes, según datos dados a conocer en el informe de la conferencia de la Federación Internacional de Diabetes en París, en agosto del 2003. Se predice que el número de personas diabéticas aumentará a 333 millones en el 2025 de 194 millones.

Se calcula que esta enfermedad, afecta a 35 millones de personas en América. Las proyecciones indican que en el 2025 esta cifra ascenderá a 64 millones, de las cuales corresponderán 24 millones a Estados Unidos y 40 millones (62%) a América Latina y el Caribe.

La diabetes no se refleja en toda su magnitud en las estadísticas de mortalidad ya que mayoría de las personas que la padecen, mueren de sus complicaciones crónicas como enfermedades cardiovasculares y nefropatía. En muchos de esos casos la diabetes no aparece entre las enfermedades listadas en el certificado de defunción.

Se considera que alrededor de 60 millones de estadounidenses sufren desordenes insulínicos que los define como prediabéticos aunque ellos no lo sepan. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos han indicado que uno de cada tres norteamericanos contraerá próximamente esta enfermedad.

Por otra parte, se ha detectado que la población hispana radicada en Estados Unidos, es más propensa a desarrollar enfermedades como la obesidad y la Diabetes Mellitus Tipo 2, debido a una predisposición racial-genética y a su estilo de vida sedentaria y su alimentación basada en grasas y carbohidratos refinados.

Se calcula que 17 millones de los hispanos que viven en Estados Unidos padecen diabetes, siendo esta enfermedad su quinta causa de muerte. Sin embargo, lo más grave es que a uno de cada tres hispanos diabéticos no lo saben pues aún no se le ha diagnosticado la dolencia.

¿Cómo se origina y desarrolla la diabetes?
Se trata de un desorden insulínico-glucopático, que se desarrolla en 5 fases en el siguiente orden:
  • Altibajos anormales de glucosa en la sangre. Hipoglucemia reactiva o relativa.
  • Intolerancia a la glucosa.
  • Resistencia a la insulina (o síndrome X).
  • Diabetes con exceso de insulina.
  • Diabetes con insuficiencia de insulina.
En cada fase de este proceso, que puede ser diagnosticada de acuerdo a sus correspondientes indicadores, aumenta el riesgo de diversas enfermedades degenerativas.

 
Desorden en los niveles glucosa
A.            La glucosa se eleva y luego sufre una caída demás de 50 miligramos / por decilitro cúbico de sangre.
B.             La Glucosa sufre una caída de más de 30 miligramos quedando abajo de los niveles de ayuno.
C.             Se produce una hiperglicemia con duración de una hora, después de la cual los niveles de glucosa caen por debajo de los 80 puntos, produciéndose una hipoglucemia severa con duración de más de 3 horas.
D.            Se produce una hiperglicemia severa con duración de más de 4 horas tiempo después del cual los niveles de azúcar caen e menos de 80 puntos.

 


Niveles de glucosa en personas diabéticas

I Fase. Hipoglucemia Reactiva provocada por un exceso de insulina
Para explicar esta primera fase, es necesario explicar que el cuerpo tiene una capacidad limitada para recibir, almacenar y manejar azucares. Una persona normal tiene capacidad para almacenar en sus músculos alrededor de 300 a 400 gramos de azúcar en forma de glicógeno, pero su posible uso, queda restringido exclusivamente al músculo que lo guardó, por lo que no puede regresar a la sangre.
El hígado, órgano que puede enviar sus reseras de azúcar a la sangre para ser utilizada principalmente por el cerebro, sistema nervioso central y glándulas endocrinas, solo tiene capacidad para almacenar entre 60 a 90 gramos de azúcar en forma de glicógeno, una cantidad muy pequeña, equivalente a más o menos dos tazas de pasta cocida, o a tres caramelos. Esa es la capacidad de reserva del organismo para mantener un abastecimiento adecuado para el cerebro y otros órganos vitales.

Una vez que la capacidad de los músculos y del hígado para almacenar glicógeno se encuentra saturada, el excedente de azúcar ingerido con los alimentos (azucares y harinas) no tiene otra alternativa más que convertirse en grasa y almacenarse en el tejido adiposo, hígado y otros tejidos. Siempre, el exceso de hidratos de carbono  termina por convertirse en grasa. El exceso de azúcar que quedara navegando en la sangre se convertiría en tóxico.

Esta primera fase se inicia a menudo desde la niñez, como resultado del consumo o de azúcar, dulces, golosinas, postres, pan, galleas, arroz y pastas para sopa, elaborados con harinas refinadas, cereales y grasas industrializadas. Un masivo consumo de hidratos de carbono refinados cuya característica es su alta densidad y rápida asimilación, aumenta bruscamente el nivel de azúcar en la sangre, obligando al organismo a elaborar grandes cantidades de insulina para controlar y disminuir la glucosa.

Con el tiempo, el páncreas se vuelve hipersensible y se habitúa ante cualquier estímulo a producir cantidades de insulina exageradamente elevados. La insulina recoge y barre rápidamente el azúcar de la sangre y la conduce hacia las células que al encontrarse ya repletas de glucosa la convierten en grasa. El azúcar sanguíneo se reduce rápidamente a niveles muy bajos produciendo hipoglucemia. Algunos de los principales síntomas de bajo nivel de azúcar en la sangre son cansancio, somnolencia, mal humor, depresión, falta de concentración mental, hambre y antojo de alimentos harinosos y dulces.

II Fase. Intolerancia a la glucosa. (Resistencia a la glucosa)
En esta etapa, las células neuronales, musculares y de algunos otros órganos y tejidos comienzan a sufrir graves problemas por el exceso de azúcar y comienzan a mostrar un agotamiento en su capacidad para manejar el exceso de azúcar y desarrollan intolerancia a la misma. Convierten toda la glucosa que pueden primero en glucógeno y luego en grasa, pero no saben que hacer con el resto que empieza a intoxicarlas.

III Fase. Resistencia a la insulina. Incremento de grasa abdominal. Dislipidemia. Hipercolesterolemia. Consolidación del ciclo vicioso
Como defensa contra los excesivos niveles de glucosa, las células reducen sus receptores de insulina, desarrollando resistencia a la misma. De esta manera se defienden de la abundancia de azúcar que les llega continuamente.

Sin embargo, las células del endotelio vascular, y del tejido adiposo no desarrollan resistencia a la insulina, por lo cual pueden continuar recibiendo azúcar y convertirla en grasa. Se desarrolla un patrón típico, caracterizado por un incremento de grasa abdominal. Con el tiempo se origina obesidad ginecoide (o de forma de manzana). Aunque se trate de una persona delgada, se le ensancha la cintura y se vuelve panzuda.

Se incrementan los niveles de lípidos y colesterol en la sangre. Aumentan las lipoproteínas de baja y de muy baja densidad y disminuyen las de alta densidad. Grasas y otras sustancias se empiezan a adherir a las paredes arteriales engrosándolas. La sangre se vuelve espesa, viscosa y pegajosa. Conjunto de trastornos que disminuyen en flujo sanguíneo a todos los tejidos y órganos del cuerpo. Lo que obliga al corazón a latir con más fuerza para bombear la sangre lo que hace aumentar la presión arterial y la frecuencia cardiaca.

El hipotálamo interpreta todo eso como que falta insulina, y le ordena al páncreas producir más insulina lo que consolida y agrava el circulo vicioso de hiperinsulinemia-hipoglucemia-insulinoresistencia.

En esta fase se incrementa exponencialmente el riesgo de enfermedades cardiovasculares y otros trastornos degenerativos.

Se consolida el exceso de insulina, resistencia a la insulina, dislipidemia, y obesidad abdominal. En la mayoría de casos se agrava la hipertensión y en otros se origina taquicardia o insuficiencia cardiaca.

De esta manera, la hiperinsulinemia junto con resistencia a la insulina causa enfermedades cardiacas antes de que se manifieste un cuadro diabético claramente diagnosticable.

La perturbación en el metabolismo de la glucosa se traduce en bruscos aumentos y descensos del azúcar en la sangre. Se considera que los niveles aceptables o normales de glucosa, oscilan entre 80 y 120 miligramos por decilitro cúbico de sangre. También se considera que la subida y la bajada de glucosa, debe ser paulatina a través de varias horas. Sin embargo, en esta etapa, el azúcar sube rápidamente durante la primera media hora después de consumir alimentos, a niveles a veces por arriba de los 120 miligramos, para luego caer bruscamente más de 50 puntos en un lapso de 60 minutos, para luego continuar descendiendo a veces hasta 100 puntos. A este fenómeno se le llama hipoglucemia reactiva cuando los niveles de glucosa descienden por debajo de 80 miligramos; e hipoglucemia relativa cuando la caída desde el pico máximo al nivel mínimo es de 20 puntos o más, aun no caiga por abajo del limite de los 80 miligramos.

La incapacidad del cuerpo para manejar el azúcar y de las células nerviosas y musculares para disponer adecuadamente de ella, produce síndrome de fatiga crónica, letárgica, y trastornos del carácter y la personalidad

IV Fase. Diabetes con exceso de insulina
En esta etapa se sigue produciendo un exceso de insulina, pero su capacidad para transportar el azúcar a las células se ve severamente disminuida, si bien una parte del azúcar continúa siendo transportada a los adipositos por lo cual se continúa engordando, otra parte se queda estancada en la sangre, lo que produce hiperglicemia.

Los permanentes y elevados niveles de glucosa en la sangre inician los que se conoce como glicosilación o caramelización de proteínas, fenómeno causal de la mayoría de las complicaciones diabéticas. La glicosilación implica es un fenómeno en el cual los azúcares reaccionan con las proteínas y en menor grado con los lípidos y DNA, para formar en una primera fase, productos de glicación precoz también llamados de fructosamina. En el hombre este proceso fue demostrado por primera vez para la hemoglobina.

Una segunda fase de la glucosilación, es producto de una compleja serie de reordenamientos moleculares y reacciones oxidativas y conduce a la formación de compuestos múltiples, muy reactivos, colectivamente conocidos como"productos finales de glucosilación avanzada" (AGE o AGEs). Estas reacciones son virtualmente irreversibles, ya que la modificación sólo desaparece cuando las proteína son destruidas o eliminadas.

Los AGEs producen aglomeración y endurecimiento de las proteínas y se ha demostrado que exhiben diversas actividades biológicas deletéreas. Las proteínas modificadas por los AGEs pueden encontrarse en el plasma, en los compartimientos intracelulares, así como en la matriz extracelular.

Los AGEs se acumulan preponderantemente en la pared de las arterias, venas y vasos capilares. La acumulación de AGEs se realiza predominantemente en proteínas de larga vida (algunos tipos de colágeno), lo que deteriora todo el tejido conectivo del cuerpo, el endotelio vascular y altera a la elasticidad del colágeno tisular, cambios característicos que del envejecimiento.

Los AGEs se pueden formar también en el interior de las células y sobre el DNA en el cual se acumulan, produciendo alteraciones patológicas de en la información y expresión genética.

V Fase. Diabetes con insuficiencia de insulina
En esta fase el páncreas llega a un estado de agotamiento, por lo que disminuye la elaboración de insulina. Se consolidan los altos niveles de azúcar en la sangre, lo que incrementa la glucosilación agravando las complicaciones diabéticas.

Nuestra salud es una responsabilidad individual.

MEDIDAS Y MEDICAMENTOS
Existen dos tipos principales de medicamentos hipoglucemiantes que toman los diabéticos:
  • Sulfonylureas (estimulan al páncreas, para que produzca más insulina.) Ejemplo, Glucotrol.
  • Metformin (baja el nivel de azúcar en la sangre) Ejemplo, Glucophage. Ver si hay preguntas sobre las medicinas. 
Ambos tienen por objeto reducir y controlar los niveles de glucosa en la sangre para evitar las complicaciones, cuando el páncreas conserva aun la capacidad para producir insulina.

Algunas personas pierden la capacidad de elaborar insulina y este debe suministrárseles como medicamento. En esos casos no es malo utilizar la insulina como medicina, sino que es necesario.

Dependiendo del grado de deterioro pancreático, algunas personas reaccionan bien a los medicamentos hipoglucemiantes, otras necesitan insulina. Una aspirina diaria ayuda a prevenir coágulos, pero tiene precauciones y contraindicaciones.

Sin embargo, el medicamento más potente, terapéutico, y curativo a largo plazo es sin lugar a duda la comida y el ejercicio.

Entre las complicaciones más frecuentes en los diabéticos se encuentran dislipidemias, hipercolesterolemia, hipertensión arterial, y complicaciones renales.

El ejercicio físico puede salvarle la vida, reviste una importancia capital en la prevención de las complicaciones diabéticas, además, refuerza el corazón y los pulmones y ayuda a revertir las complicaciones diabéticas.

En contraste con una pobre función cardiaca de las personas sedentarias, el pulso fuerte y lento de un deportista muestra un corazón sano. En los deportistas se puede encontrar una frecuencia cardiaca de 65, 40 e incluso de 29 pulsaciones por minuto. Una persona sedentaria suele tener un pulso de entre 80 y 100 latidos por minuto. En casos extremos el ritmo cardiaco puede acelerarse a más de 100 latidos por minuto. Los investigadores han encontrado que cuando el ritmo cardiaco se eleva más allá de 84 pulsaciones, el riesgo de enfermedad coronaria se duplica.

El ejercicio regula, además, la presión arterial. Antes se consideraba una presión sanguínea normal: 120/80. Las investigaciones han demostrado que es más saludable tener una presión por debajo de 110/70 y que arriba de esa cifra comienza el riesgo coronario.

El ejercicio junto con una buena alimentación mejora el perfil de lípidos a niveles saludables reduciendo las cifras de lípidos lipoproteínas de baja densidad y colesterol sanguíneos y aumentando las lipoproteínas de alta densidad.

La actividad física mejora los niveles y la tolerancia celular a la insulina mejorando la captación de glucosa y de aminoácidos por las células.

El ejercicio reduce e niveles saludables la frecuencia cardiaca y la presión arterial. Al disminuir la viscosidad sanguínea mejora la circulación, oxigenación y distribución de nutrientes en todos los tejidos y órganos del cuerpo.

Niveles aceptables de presión arterial, colesterol y lipoproteínas. Se recomienda mantener los indicadores mencionados en las cifras recomendables como se indica a continuación:

Indicador
Cifra recomendable
Colesterol total
Debajo de 200 miligramos
Glucosa
Entre 80 y 120 miligramos
Presión arterial sistólica
110
Presión arterial diastólica
70
Frecuencia cardiaca
Debajo de 80 latidos por minuto

El objetivo fundamental de un programa nutrimental para un diabético habrá de centrarse en reducir los niveles tanto de la insulina, glucosa en la sangre y proteínas glucosiladas, que como ya vimos es la causa fundamental de las complicaciones de la diabetes y de una aceleración del envejecimiento.

Cada uno de nosotros, podemos hacer más por mejorar nuestra salud, calidad de vida y longevidad, que todos los presupuestos sanitarios del mundo, siguiendo estas sencillas recomendaciones:

  • Abundante cantidad de vegetales y frutas frescas.
  • Alimentos crudos o fermentados en una proporción de 60 a 80 %.
  • Alimentos enteros. (Pan integral, cereales integrales).
  • Preferir alimentos orgánicos.
  • Suprimir, azúcar, harinas y grasas procesadas y refinadas.
  • Disminuir a lo mínimo posible alcohol y café. Consumirlos con moderación o suprimirlos si es posible.
  • Consumir regularmente complementos multivitamínicos que incluyan minerales, cromo y antioxidantes.
  • Realizar ejercicio individualizado acorde con la edad, condición física y estado fisiológico bajo la dirección y supervisión de un especialista.
RECOMENDACIONES ADICIONALES
PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DE UN RÉGIMEN NUTRIPROTECCIÓN PARA DIABÉTICOS
ALIMENTACIÓN SALUDABLE Y ANTIENVEJECIMIENTO

Guía Para una Dieta Saludable 
  1. Consuma alimentos no procesados, integrales.
  2. Consuma carne, órganos, y huevos de animales que han estado al aire libre alimentándose de pastos.
  3. Consuma pescado salvaje (no criado en granjas) y mariscos de aguas no-contaminadas.
  4. Consuma productos lácteos de vacas que han pastado al aire libre. Preferiblemente consuma productos lácteos crudos y/o fermentados, como leche cruda (sin pasteurizar), yogurt, kefir, mantequilla fermentada, quesos hechos de leche sin pasteurizar y crema agria.
  5. Use aceite de oliva y mantequilla natural, evitando los aceites, margarinas, mayonesa, grasas y cremas vegetales.
  6. Use aceites vegetales tradicionales solamente como aceite de oliva extra virgen, aceite de ajonjolí, pequeñas cantidades de aceite de linaza, aceite de coco y de palma. Compruebe que hayan sido extraídos de forma en frío y que no estén refinados. 
  7. Tome aceite de hígado de bacalao regularmente (1 cucharadita por día para adultos, ½ cucharadita por día para niños menores de 12 años).
  8. Coma frutas frescas y vegetales, preferiblemente orgánicos, en ensaladas y sopas, o ligeramente cocidos al vapor con mantequilla.
  9. Use granos enteros, legumbres y nueces que hayan sido remojados, germinados o fermentados para neutralizar el ácido fitico, los inhibidores de enzimas y otros anti-nutrientes.
  10. Incluya regularmente en su tienda alimentos lácteos fermentados, pues contienen mayores cantidades de enzimas, lo que contribuye a una mejor digestión y asimilación. Ejemplos de éstos son el sauerkraut (col fermentado o chucrut), chutneys (condimento), kombucha (bebida.)
  11. Prepare caldos de huesos de pollo, res, cordero y pescado, y úselos liberalmente en sopas, salsas y guisos.
  12. Utilice agua filtrada para cocinar y tomar.
  13. Utilice sal sin refinar y una variedad de hierbas y especies para estimular el apetito.
  14. Haga su propio aliño usando vinagre crudo y aceite de oliva extra virgen y aceite de linaza extraído en frío.
  15. Use dulcificantes naturales con moderación, como miel cruda, almíbar de árbol, azúcar de dátil, jugo de caña de azúcar deshidratado (se vende con el nombre de Rapadura) y polvo de Stevia.
  16. Use sólo vino o cerveza naturales sin pasteurizar, con mucha moderación, junto con las comidas.
  17. Cocine sólo en acero inoxidable, hierro, vidrio o una buena calidad de cerámica.
  18. Use sólo complementos de calidad comprobada y garantizada.
  19. Obtenga suficiente descanso y luz del sol y haga regularmente ejercicio.
  20. Piense positivamente y practique el arte de perdonar.
Guía De Productos Peligrosos
  1. No coma alimentos comercialmente procesados como galletas, tortas, crackers, bebidas gaseosas, enlatados, comidas congeladas, etc. Lea las etiquetas.
  2. Evite el azúcar, dextrosa, glucosa y el jarabe de maíz alto en fructosa.
  3. Evite la harina blanca, productos preparados con harina blanca y el arroz blanco.
  4. Evite los aceites y grasas hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas.
  5. Evite todos los aceites vegetales refinados hechos de soya, maíz, canola y semilla de algodón.
  6. No use aceites poliinsaturados para freír, sofreír o cocinar.
  7. Evite comidas fritas, pero especialmente aquellas comidas fritas con aceites poliinsaturados o con aceites vegetales hidrogenados.
  8. No practique vegetarianismo estricto; los productos animales proveen de nutrientes vitales que no se encuentran en los alimentos de origen vegetal.
  9. Evite productos que contengan proteína en polvo, ya que estos productos contienen sustancias carcinógenas que se forman durante el procesamiento. El consumo de proteínas sin los cofactores que ocurren en la naturaleza puede llegar a deficiencias, especialmente de las vitaminas liposolubles.
  10. Evite la leche pasteurizada; no consuma productos lácteos ultra pasteurizados, leche baja en grasa, leche en polvo o imitación de productos lácteos.
  11. Evite consumir huevos producidos en masa y carnes provenientes de granjas tipo fábrica.
  12. Evite carnes procesadas (salchichas, jamón, etc.)
  13. Evite semillas, nueces y granos rancios o preparados inapropiadamente como los que se encuentran en la granola, en panes hechos con levadura rápida y en las cajas de cereales para el desayuno, ya que éstos bloquean la absorción de minerales y causan problemas intestinales.
  14. Evite frutas o vegetales enlatados, fumigados, con cera o irradiados. Evite productos que contengan ingredientes genéticamente manipulados (la mayoría de los productos que contienen soya, canola y maíz.)
  15. Evite los aditivos artificiales, especialmente MSG, proteína vegetal hidrolizada y aspartame, pues son toxinas para el sistema nervioso. La mayoría de las sopas, salsas, caldos y condimentos comerciales contienen MSG, aún cuando no lo mencionen en la etiqueta.
  16. Individuos sensibles a la cafeína y sustancias similares deben de evitar el café, té y chocolate.
  17. Evite productos que contengan aluminio como la sal comercial, el polvo de hornear y los antiácidos. No use ollas de aluminio o desodorantes que contengan aluminio.
  18. Evite el agua con fluoruro (se requiere de filtros especiales para remover el fluoruro que algunas plantas de tratamiento de agua agregan al agua.)
  19. Evite vitaminas sintéticas y alimentos que las contengan.
  20. No tome licores destilados.
  21. Procure utilizar lo menos posible el horno microondas.
© 2012 Derechos de autor reservados conforme a la ley a nombre de Nutri-Tips. 
Queda prohibida su reproducción parcial o total por cualquier medio sin el consentimiento por escrito de sus respectivos autores o del coordinador del foro. Se autoriza a reproducir sin previo permiso los artículos del Lic. Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña siempre y cuando se respete la integridad de su contenido y se indique expresa y claramente el autor y la fuente.

Todos los escritos y artículos publicados o reproducidos este sitio o en el foro Nutrición Ortomolecular Antienvejecimiento, además, e independientemente de que tengan protección legal por parte de sus respectivos autores y de la protección y la protección legal de derechos de autor que otorga Yahoo, quedan además, amparados y protegidos legalmente por la Publicación Periódica NutriTips de a los certificados señalados a continuación.

Certificado de Licitud de Título No. 8885 expedido por la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas de la Secretaría de Gobernación el 22 de septiembre de 1995, a nombre de NutriTips y como responsable Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña.

Certificado de Reserva de Derechos al uso Exclusivo del Título NutriTips (Revista), Contenido (Orientación, información y guía de nutrición, productos naturistas, complementos alimenticios y deportivos) No. 002774/95, expedido el 13 de octubre de 1995, por la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas de la Secretaría de Gobernación el 22 de septiembre de 1995, a nombre de NutriTips, como titular Miguel Arturo E. Alvarado Arenas y como responsable Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña. Y refrendada con los mismos datos el 8 de noviembre de 1996.

Certificado de Licitud de Contenido No. 6806 expedido por la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas de la Secretaria de Gobernación el 11 de octubre de 1996, a nombre de NutriTips y como responsable Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña.

Envíe un mensaje a miguelleopoldo@yahoo.com con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2012 NUTRIOLOGIA ORTOMOLECULAR.ORG
Última modificación: 20 de Diciembre de 2012

Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña

Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña
Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña

Directorio Verde de GreenPece Mexico



Es momento de unirnos como mexicanos y rescatar lo bueno de nuestra gente y nuestra tierra. Sí, hay muchas cosas malas en el mundo pero también hay personas haciendo un esfuerzo por recuperar las cosas que nos hacen grandes.

Entre estas cosas maravillosas que tiene nuestro México está la agricultura ecológica y sustentable, esa que cuida nuestros recursos y le da vida digna a las personas que trabajan nuestra tierra. Por eso es importante apoyar a esas personas y empresas que buscan hacer la diferencia. Estar conscientes de que sí tenemos opciones, de que sí hay forma de hacer las cosas de otra manera nos hará tener esperanza de que un planeta sano es posible.

Hoy te invitamos a revisar el Directorio Verde, un trabajo realizado con el esfuerzo de nuestros voluntarios de toda la República Mexicana, que compila aquellos negocios que comprobaron la venta de productos ecológicos y responsables con el planeta. De seguro encuentras un lugar en tu ciudad. Si lo visitas, puedes contarnos cómo fue tu experencia.

Descarga el Directorio Verde

¡Es momento de promover lo bueno!

mexicano.jpg

Seguiremos apostándole a la Comida sana, Tierra sana.

Gracias por leer.