lunes, 2 de octubre de 2017

Premio Nobel a desabrimientos sobre el Reloj Biológico


Premio Nobel a desabrimientos sobre el Reloj Biológico
Por: Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña
Diabetes, depresión, trastornos neurodegenerativas y algunos cánceres son algunas de las enfermedades que se han relacionado con el reloj biológico.
El Premio Nobel de Medicina ha sido otorgado a los estadounidenses Jeffrey Hall, Michael Rosbash y Michael Young por sus descubrimientos sobre el reloj biológico y los ritmos circadianos.
El descubrimiento y la descripción de los mecanismos del reloj biológico que regula el funcionamiento del cuerpo humano y otros organismos ganó el premio Nobel de Medicina 2017, según lo anunciado por la Asamblea Nobel del Instituto Karolinska de Estocolmo. Los estadounidenses Jeffrey Hall, Michael Rosbash y Michael Young compartieron el máximo galardón por haber desentrañado “los mecanismos moleculares que controlan los ritmos circadianos”.

Sus descubrimientos explican cómo los seres vivos, plantas, animales y humanos adaptan su ritmo biológico para sincronizarlo con las revoluciones de la Tierra, explicó la Asamblea Nobel en su comunicado oficial. Nuestro reloj interno… regula funciones críticas como el comportamiento, los niveles de hormonas, el sueño, la temperatura corporal y el metabolismo, se agregó en el mencionado comunicado.

Los desajustes crónicos entre nuestro estilo de vida y el ritmo de nuestro reloj interno se ha asociado a un aumento del riesgo de diversas enfermedades, añadió la Asamblea Nobel. Entre ellas se citan el cáncer, las enfermedades neurodegenerativas y los trastornos metabólicos como la diabetes tipo 2. Asimismo se menciona que las disfunciones del reloj biológico se han relacionado con los trastornos del sueño, la depresión, el trastorno bipolar, la función cognitiva y la formación de recuerdos.

Jeffrey Hall, Michael Rosbash y Michael Young obtuvieron el galardón por sus descubrimientos sobre los mecanismos que controlan los ritmos circadianos.

Los tres premiados descubrieron cómo funciona el reloj biológico en experimentos con moscas del vinagre; pero posteriormente se demostró que el cuerpo humano se regula con el mismo mecanismo.
Trabajando juntos en la Universidad Brandeis de Boston, Jeffrey Hall y Michael Rosbash identificaron en 1984 un gen llamado period que regula los ritmos circadianos de las moscas; gen que también fue identificado de manera independiente por Michael Young en la Universidad Rockefeller de Nueva York.

En experimentos posteriores, Hall y Rosbash aislaron la proteína PER, que es producida por el gen period. Sin embargo, faltaba aclarar de qué modo esta proteína sincroniza el ritmo biológico de las moscas con el ciclo de día y noche.

Basados en sus descubrimientos propusieron la hipótesis de que la proteína PER inhibe el gen period y que de este modo el gen period se autorregula. Según esta hipótesis, cuando el gen period está activo, produce la proteína PER la cual activa un mecanismo de autoinhibición. De este modo, el gen podría funcionar de manera cíclica.

Hall y Rosbash descubrieron que la proteína PER se acumula en el núcleo de las células durante la noche siguiendo un ciclo diario. Sin embargo, dicha proteína se produce en el citoplasma de las células y se ignoraba cómo llegaba al núcleo estando el rompecabezas incompleto.

Michael Young quien encontró la pieza faltante en 1994. Descubrió un segundo gen relacionado con el reloj biológico al que llamó timeless, identificando a la proteína TIM que dicho gen produce. Demostró que la proteína TIM se une a la proteína PER y que, cuando están juntas, pueden entrar en el núcleo de las células e inhibir el gen period.

La temperatura corporal, la tensión arterial o el nivel de alerta son algunas de las funciones del cuerpo humano que siguen un patrón circadiano.

En los años siguientes, Hall, Rosbash, Young y otros investigadores identificaron más moléculas involucradas en la regulación del ritmo biológico demostrando que el mecanismo identificado en moscas del vinagre es común a múltiples especies.

Se descubrió también cómo la luz solar contribuye a sincronizar el reloj biológico en el cuerpo humano y cómo la exposición a un exceso de luz a horas inapropiadas puede perturbar dicho reloj.

En el cuerpo humano existen múltiples funciones que siguen un ritmo circadiano sincronizado con el periodo de rotación de la Tierra. Es por eso por ejemplo, que
la temperatura corporal es mínima durante la madrugada y máxima durante la tarde; que el nivel de alerta se encuentra en su pico máximo durante la mañana y que la presión arterial llega a un máximo por la tarde, la somnolencia aumenta de manera transitoria a primera hora de la tarde, pero sueño profundo llega a su pico máximo por la noche.

Desde los primeros descubrimientos de los tres premiados, la biología circadiana se ha convertido en un campo de investigación extenso y dinámico, con múltiples implicaciones para la salud y el bienestar, enfatiza la Asamblea Nobel del Instituto Karolinska. La biología circadiana se ha convertido en un campo de investigación amplio y dinámico con implicaciones para nuestra salud y nuestro bienestar, destaca la Asamblea Nobel.

Michael Rosbash (Kansas City, 1944) sigue estando afiliado a la Universidad Brandeis en Boston. Jeffrey Hall (Nueva York, 1945) se trasladó en el 2002 a la Universidad de Maine. Por su parte, Michael Young (Miami, 1949) sigue afiliado a la Universidad Rockefeller de Nueva York.

Nota: Ciclo circadiano procede de las palabras latinas circa (aproximadamente) y dies (día).

Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña

Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña
Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña

Directorio Verde de GreenPece Mexico



Es momento de unirnos como mexicanos y rescatar lo bueno de nuestra gente y nuestra tierra. Sí, hay muchas cosas malas en el mundo pero también hay personas haciendo un esfuerzo por recuperar las cosas que nos hacen grandes.

Entre estas cosas maravillosas que tiene nuestro México está la agricultura ecológica y sustentable, esa que cuida nuestros recursos y le da vida digna a las personas que trabajan nuestra tierra. Por eso es importante apoyar a esas personas y empresas que buscan hacer la diferencia. Estar conscientes de que sí tenemos opciones, de que sí hay forma de hacer las cosas de otra manera nos hará tener esperanza de que un planeta sano es posible.

Hoy te invitamos a revisar el Directorio Verde, un trabajo realizado con el esfuerzo de nuestros voluntarios de toda la República Mexicana, que compila aquellos negocios que comprobaron la venta de productos ecológicos y responsables con el planeta. De seguro encuentras un lugar en tu ciudad. Si lo visitas, puedes contarnos cómo fue tu experencia.

Descarga el Directorio Verde

¡Es momento de promover lo bueno!

mexicano.jpg

Seguiremos apostándole a la Comida sana, Tierra sana.

Gracias por leer.